29 de noviembre de 2010

QUADERN MALIÀ / CUADERNO DE MALÍ

*
Sigue más abajo la traducción al español
*
El matí és fresc, seguim la nostra ruta, ocells
es diuen coses per les branques, de nou
creuem poblets, la gent saluda, dones esventen
mill, uns cavalls corren, un home pica gra dins
d'un morter.

El camí és llarg, molt llarg, terra trencada, oberta; enmig
del no-res, un arenal, el nostre cotxe es clava, tracció
al darrera, pedres, on n'hi ha, traiem-posem-traiem-posem-
traiem-assegurem-probem, la roda es clava encara, traiem-
posem-traiem-posem-probem, no va, on és el gat, puja
la roda, traiem-posem-traiem-assegurem-prou-fora el gat-no va, se senten
veus que arriben: dos homes amb un nen: bon jour, bon jour,
au ni sogomà, som-hi, traiem-posem-traiem-posem-assegurem-ara-
empenyem-no va, provem les rodes del davant, arriben
més reforços, traiem-posem-traiem-posem-empenyem, vive les
maliens! Í ni tié, í ni tié, merci, merci beaucoup, au revoire,
au ni sogomà.

El camí és llarg, molt llarg i molt trencat, les ferides obertes
de la pluja, el toyota avança fent sotracs, un últim bot,
es para, gira la clau, silenci, cap senyal.
Els arbres ens contemplen. El nostre motor calla.
Passa una estona amb un ciclomotor, el noi es para, obre
el capó, la bateria està desconnectada, proveu-ho un altre
cop, la pana s'ha arreglat, vive les maliens! Í ni tié, í ni tié, merci,
merci beaucoup, au revoire, í ni sogomà.

Un pastor de bous aparta el seu bestiar cap a un
costat. L'aire s'omple al seu pas del perfum fort
de les herbes aromàtiques.

(Camí de Kimparana, poble minianka-senufó, 28-11-2010)

© Anna Rossell

*
Español

La mañana es fresquita, seguimos nuestra ruta, los pájaros
se hablan por las ramas, de nuevo cruzamos
pueblecitos, la gente nos saluda, mujeres avientan
mijo, unos caballos corren, un hombre muele
grano en un mortero.

La ruta es larga, muy larga, la tierra está rota y
abierta; en medio de la nada, un arenal, nuestro coche
se clava, tracción: está detrás, piedras donde habrá, cavamos-
ponemos-cavamos-ponemos-cavamos-aseguramos-probamos,

la rueda se hunde más, cavamos-ponemos-cavamos-ponemos-
probamos, no va, dónde está el gato, la rueda sube, cavamos-ponemos-
cavamos-aseguramos-ya- fuera el gato-no va, se acercan
voces: dos hombres con un niño: bon jour, bon jour, au ni sogomà, vamos
allá, cavamos-ponemos-cavamos-ponemos-aseguramos-ya-empujamos-
no va, probamos con las ruedas de delante, se acercan más refuerzos,
cavamos-ponemos-cavamos-ponemos-empujamos, vive les maliens! Í ni tié,
í ni tié, merci, merci beaucoup, au revoire, au ni sogomà.

La ruta es larga, muy larga y está rota, las heridas abiertas
de la lluvia, el toyota avanza a trompicones, da el último brinco, se para,
la llave gira, silencio, no hay señal.

Los árboles nos contemplan. Nuestro motor calla.
Pasa un buen rato con un ciclomotor, el chico se detiene, abre

el capó, la batería está desconectada, probad ahora otra vez, la pana
se arregló, vive les maliens! Í ni tié, í ni tié, merci,
merci beaucoup, au revoire, í ni sogomà.

Un pastor de bueyes aparta su rebaño. Un intenso perfume

a hierbas aromáticas llena a su paso el aire.

(Camino de Kimparana, pueblo minianka-senufó, 28-11-2010)

© de la traducción Anna Rossell

2 comentarios:

Jorge Torres Daudet dijo...

Ay, Anna, que te veo empujando el pesado Toyota, y me duelen los riñones!¿Encontraste un baño reconfortante?

Anna Rossell dijo...

Bueno, llegamos a casa de nuestros amigos pensando aquello de "hogar, dulce hogar". Y un baño no tenemos, pero sí ducha; y durmimos como niños buenos.