28 de febrero de 2011

PARA MARCIANO VASQUES, SEGUIDOR DE AYER Y EN EL FUTURO, GRACIAS

*
Al texto catalán sigue su traducción al español
*
PÈRDUA

Quan sé on acabo jo
i on comences tu,
digue'm,
què queda?

© del poemario Anna Rossell, La veu per companya
*
*
© Traducción al español de Anna Rossell

PÉRDIDA

Cuando sé dónde termino yo
y dónde empiezas tú,
dime,
¿qué queda?

© del poemario Anna Rossell, La veu per companya

27 de febrero de 2011

A IDOIA MIRANDA Y A ELENA, SEGUIDORAS

*
Al original alemán siguen la traducción española y catalana. (Recomiendo oír la grabación del poema recitado, que encontraréis en esta dirección de abajo, antes de leer las traducciones, aunque no entendáis alemán):


 
http://www.fa-kuan.muc.de/CELAN.RXML


Paul Celan

Todesfuge / Fuga de la muerte / Fuga de la mort


Schwarze Milch der Frühe wir trinken sie abends
wir trinken sie mittags und morgens wir trinken sie nachts
wir trinken und trinken
wir schaufeln ein Grab in den Lüften da liegt man nicht eng
Ein Mann wohnt im Haus der spielt mit den Schlangen der schreibt
der schreibt wenn es dunkelt nach Deutschland dein goldenes Haar
                                                                                                              Margarete
er schreibt es und tritt vor das Haus und es blitzen die Sterne er
                                                                             pfeift seine Rüden herbei
er pfeift seine Juden hervor läßt schaufeln ein Grab in der Erde
er befiehlt uns spielt auf nun zum Tanz


Schwarze Milch der Frühe wir trinken dich nachts
wir trinken dich morgens und mittags wir trinken dich abends
wir trinken und trinken
Ein Mann wohnt im Haus der spielt mit den Schlangen der schreibt
der schreibt wenn es dunkelt nach Deutschland dein goldenes Haar
                                                                                                             Margarete
Dein aschenes Haar Sulamith wir schaufeln ein Grab in den Lüften
                                                                                     da liegt man nicht eng


Er ruft stecht tiefer ins Erdreich ihr einen ihr andern singet und spielt
er greift nach dem Eisen im Gurt er schwingts seine Augen sind blau
stecht tiefer die Spaten ihr einen ihr andern spielt weiter zum Tanz auf


Schwarze Milch der Frühe wir trinken dich nachts
wir trinken dich mittags und morgens wir trinken dich abends
wir trinken und trinken
ein Mann wohnt im Haus dein goldenes Haar Margarete
dein aschenes Haar Sulamith er spielt mit den Schlangen


Er ruft spielt süßer den Tod der Tod ist ein Meister aus Deutschland
er ruft streicht dunkler die Geigen dann steigt ihr als Rauch in die Luft
dann habt ihr ein Grab in den Wolken da liegt man nicht eng
Schwarze Milch der Frühe wir trinken dich nachts
wir trinken dich mittags der Tod ist ein Meister aus Deutschland
wir trinken dich abends und morgens wir trinken und trinken
der Tod ist ein Meister aus Deutschland sein Auge ist blau
er trifft dich mit bleierner Kugel er trifft dich genau
ein Mann wohnt im Haus dein goldenes Haar Margarete
er hetzt seine Rüden auf uns er schenkt uns ein Grab in der Luft
er spielt mit den Schlangen und träumet der Tod ist ein Meister aus
                                                                                                          Deutschland


dein goldenes Haar Margarete
dein aschenes Haar Sulamith
*
*
Paul Celan

Fuga de la muerte


Leche negra del alba la bebemos al atardecer
la bebemos al mediodía y por la mañana la bebemos por la noche
bebemos y bebemos
cavamos una tumba en los aires allí no hay estrechez
En la casa vive un hombre que juega con las serpientes y escribe
escribe al oscurecer a Alemania tu cabello de oro Margarete
lo escribe y sale a la puerta de casa y brillan las estrellas y
                                                            silba llamando a sus perros
silba a sus judíos y salen y manda cavar una tumba en la tierra
nos ordena tocad a bailar
Leche negra del alba te bebemos por la noche
te bebemos al alba y al mediodía te bebemos al atardecer
bebemos y bebemos
En la casa vive un hombre que juega con las serpientes y escribe
escribe al oscurecer a Alemania tu cabello de oro Margarete
Tu cabello de ceniza Sulamith cavamos una tumba en los aires
                                                                             allí no hay estrechez


Grita cavad más hondo en la tierra los unos y los otros cantad y tocad
echa mano al hierro en el cinto lo blande tiene ojos azules
hincad más hondo las palas los unos los otros seguid tocando a bailar
Leche negra del alba te bebemos por la noche
te bebemos al mediodía y por la mañana te bebemos al atardecer
bebemos y bebemos
un hombre vive en la casa tu cabello de oro Margarete
tu cabello de ceniza Sulamith él juega con serpientes


Grita tocad más dulce a la muerte la muerte es una virtuosa de Alemania
que suenen más graves los violines después subiréis como humo en el aire
tendréis una tumba en las nubes allí no hay estrechez
Leche negra del alba te bebemos por la noche
te bebemos al mediodía la muerte es una virtuosa de Alemania
te bebemos al atardecer y al alba bebemos y bebemos
la muerte es una virtuosa de Alemania su ojo es azul
te alcanza con bala de plomo te alcanza de lleno
un hombre vive en la casa tu cabello de oro Margarete
azuza sus perros contra nosotros nos dona una fosa en el aire
juega con las serpientes y sueña la muerte es una virtuosa
                                                                              de Alemania


tu cabello de oro Margarete
tu cabello de ceniza Sulamith


[© de la traducción Anna Rossell]
*
*
Paul Celan


Fuga de la muerte


Negra leche del alba la bebemos de tarde
la bebemos a mediodía de mañana la bebemos de noche
bebemos y bebemos
cavamos una fosa en los aires no se yace allí estrecho
Vive un hombre en la casa que juega con las serpientes que escribe
que escribe al oscurecer a Alemania tu pelo de oro Margarete
lo escribe y sale de la casa y brillan las estrellas silba a sus mastines
silba a sus judíos hace cavar una fosa en la tierra
nos ordena tocad a danzar


Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos de mañana a mediodía te bebemos de tarde
bebemos y bebemos
Vive un hombre en la casa que juega con las serpientes que escribe
que escribe al oscurecer a Alemania tu pelo de oro Margarete
Tu pelo de ceniza Sulamit cavamos una fosa en los aires no se yace allí estrecho


Grita hincad los unos más hondo en la tierra los otros cantad y tocad
agarra el hierro del cinto lo blande son sus ojos azules
hincad los unos más hondo las palas los otros seguid tocando a danzar


Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos a mediodía de mañana te bebemos de tarde
bebemos y bebemos
vive un hombre en la casa tu pelo de oro Margarete
tu pelo de ceniza Sulamit juega con las serpientes


Grita que suene más dulce la muerte la muerte es un Maestro Alemán
grita más oscuro el tañido de los violines así subiréis como humo en el aire
así tendréis una fosa en las nubes no se yace allí estrecho


Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos al mediodía la muerte es un Maestro Alemán
te bebemos de tarde y mañana bebemos y bebemos
la muerte es un Maestro Alemán su ojo es azul
él te alcanza con bala de plomo su blanco eres tú
vive un hombre en la casa tu pelo de oro Margarete
azuza sus mastines a nosotros nos regala una fosa en el aire
juega con las serpientes y sueña la muerte es un Maestro Alemán
tu pelo de oro Margarete
tu pelo de ceniza Sulamit


[Versión de José Luis Reina Palazón]
*
*
Paul Celan


Fuga de muerte


Leche negra del alba la bebemos al atardecer
la bebemos al mediodía y a la mañana la bebemos de noche
bebemos y bebemos
cavamos una fosa en los aires allí no hay estrechez
En la casa vive un hombre que juega con las serpientes que escribe
que escribe al oscurecer a Alemania tu cabello de oro Margarete
lo escribe y sale a la puerta de casa y brillan las estrellas silba llamando a sus perros
silba y salen sus judíos manda cavar una fosa en la tierra
nos ordena tocad ahora música de baile


Leche negra del alba te bebemos de noche
te bebemos de mañana y al mediodía te bebemos al atardecer
bebemos y bebemos
En la casa vive un hombre que juega con las serpientes que escribe
que escribe al oscurecer a Alemania tu cabello de oro Margarete.
Tu cabello de ceniza Sulamita cavamos una fosa en los aires allí no hay estrechez.


Grita cavad más hondo en el reino de la tierra los unos y los otros cantad y tocad
echa mano al hierro en el cinto lo blande tiene ojos azules
hincad más hondo las palas los unos y los otros volved a tocar música de baile.


Leche negra del alba te bebemos de noche
te bebemos al mediodía y a la mañana te bebemos al atardecer
bebemos y bebemos
un hombre vive en la casa tu cabello de oro Margarete tu cabello de ceniza Sulamita él juega con serpientes


Grita tocad más dulcemente a la muerte la muerte es un maestro de Alemania
grita tocad más sombríamente los violines luego subiréis como humo en el aire
luego tendréis una fosa en las nubes allí no hay estrechez


Leche negra del alba te bebemos de noche
te bebemos al mediodía la muerte es un maestro de Alemania
te bebemos al atardecer y a la mañana bebemos y bebemos
la muerte es un maestro de Alemania su ojo es azul
te alcanza con bala de plomo te alcanza certero
un hombre vive en la casa tu cabello de oro Margarete
atiza sus perros contra nosotros nos regala una fosa en el aire
juega con las serpientes y sueña la muerte es un maestro de Alemania


tu cabello de oro Margarete
tu cabello de ceniza Sulamita


[Versión de Jesús Munárriz]
*
*
Paul Celan


Fuga de muerte


Negra leche del alba la bebemos al atardecer
la bebemos a mediodía y en la mañana y en la noche
bebemos y bebemos
cavamos una tumba en el aire no se yace estrechamente en él
Un hombre habita en la casa juega con las serpientes escribe
escribe al oscurecer en Alemania tus cabellos de oro Margarete
lo escribe y sale de la casa y brillan las estrellas silba a sus mastines
silba a sus judíos hace cavar una tumba en la tierra
ordena tocad para la danza


Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos en la mañana y al mediodía te bebemos al atardecer
bebemos y bebemos
Un hombre habita en la casa juega con las serpientes escribe
escribe al oscurecer en Alemania tus cabellos de oro Margarete
tus cabellos de ceniza Sulamita cavamos una tumba en el aire no se yace estrechamente en él


Grita cavad unos la tierra más profunda y los otros cantad sonad
empuña el hierro en la cintura lo blande sus ojos son azules
cavad unos más hondo con las palas y los otros tocad para la danza


Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos al mediodía y la mañana y al atardecer
bebemos y bebemos
un hombre habita en la casa tus cabellos de oro Margarete
tus cabellos de ceniza Sulamita él juega con las serpientes


Grita sonad más dulcemente la muerte la muerte es un maestro venido de Alemania
grita sonad con más tristeza sombríos violines y subiréis como humo en el aire
y tendréis una tumba en las nubes no se yace estrechamente allí


Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos a mediodía la muerte es un maestro venido de Alemania
te bebemos en la tarde y la mañana bebemos y bebemos
la muerte es un maestro venido de Alemania sus ojos son azules
te hiere con una bala de plomo con precisión te hiere
un hombre habita en la casa tus cabellos de oro Margarete
azuza contra nosotros sus mastines nos sepulta en el aire
juega con las serpientes y sueña la muerte es un maestro venido de Alemania


tus cabellos de oro Margarete
tus cabellos de ceniza Sulamita


[Versión de José Ángel Valente]
*
*
Paul Celan


Fuga de la mort


Negra llet de la matinada la bevem al vespre
la bevem al migdia i al matí la bevem a la nit
bevem i bevem
cavem una fossa en els aires dellà el jaç no estreteja.
A casa hi ha un home que toca serpents que escriu
que escriu quan fosqueja a l'adreç d'Alemanya els teus cabells daurats Margarida
ho escriu i surt a l'eixida i llambregen els estels xiula els seus mastins que vinguin
xiula els seus jueus que surtin fa cavar una fossa a la terra
ens mana toqueu ara a la dansa
Negra llet de la matinada et bevem a la nit
et bevem al matí i al migdia et bevem al vespre
bevem i bevem
A casa hi ha un home que toca serpents que escriu
que escriu quan fosqueja a l'adreç d'Alemanya els teus cabells daurats Margarida
Els teus cabells cendrosos Sulamita cavem una fossa en els aires dellá el jaç no estreteja
Crida caveu més a fons el terrer uns i altres canteu i toqueu
aferra el ferro a la corretja el branda els seus ulls són blaus
caveu més a fons amb els càvecs uns i altres no entretingueu la dansa


Negra llet de la matinada et bevem a la nit
et bevem al migdia i al matí et bevem al vespre
bevem i bevem
a casa hi ha un home els teus cabells daurats Margarida
els teus cabells cendrosos Sulamita toca serpents


Crida toqueu més dolç la mort la mort és un mestre vingut d'Alemanya
crida raseu més fosc els violons i muntareu com a fum en l'aire
i tindreu una fossa entre bromes dellà el jaç no estreteja
Negra llet de la matinada et bevem a la nit
et bevem al migdia la mort és un mestre vingut d'Alemanya
et bevem al vespre i al matí bevem i bevem
la mort és un mestre vingut d'Alemanya el seu ull és blau
t'encerta amb bala de plom en el punt just t'escau
a casa hi ha un home els teus cabells daurats Margarida
ens aquissa els matins ens fa do d'una fossa en l'aire
toca serpents i somnia la mort és un mestre vingut d'Alemanya


els teus cabells daurats Margarida
els teus cabells cendrosos Sulamita


[Traducció d'Antoni Pous]
*
*
Paul Celan


Fuga de mort


Negra llet de l'alba la bevem a la tarda
la bevem al migdia i al matí la bevem a la nit
bevem i bevem
obrim una tomba en els aires no s'hi jeu estret
A la casa viu un home que juga amb les serps que escriu
que escriu en fosquejar vers Alemanya
el teu cabell daurat Margarete
ho escriu i surt davant la casa i brillen les estrelles
d'un xiulet fa venir els seus mastins
d'un xiulet fa sortir els seus jueus fa cavar una tomba a la terra
ens mana toqueu per a la dansa


Negra llet de l'alba et bevem a la nit
et bevem al matí i al migdia et bevem a la tarda
et bevem i bevem
A la casa viu un home que juga amb les serps que escriu
que escriu en fosquejar vers Alemanya
el teu cabell daurat Margarete
el teu cabell cendrós Sulamith
obrim una tomba en els aires no s'hi jeu estret


Crida caveu més endins en la terra vosaltres i vosaltres canteu i toqueu
agafa el ferro del cinyell el branda té els ulls blaus
ensorreu més endins les pales vosaltres i vosaltres continueu tocant per a la dansa


Negra llet de l'alba et bevem a la nit
et bevem al migdia i al matí et bevem a la tarda
bevem i bevem
A la casa viu un home el teu cabell daurat Margarete
el teu cabell cendrós Sulamith juga amb les serps


Crida toqueu més dolça la mort la mort és un mestre d'Alemanya
crida feu sonar més greus els violins aleshores pujareu com fum enlaire
aleshores tindreu una tomba en els núvols no s'hi jeu estret


Negra llet de l'alba et bevem a la nit
et bevem al migdia la mort és un mestre d'Alemanya
et bevem a la tarda i al matí et bevem i bevem
la mort és un mestre d'Alemanya el seu ull és blau
t'encerta amb bala de plom t'encerta de ple
a la casa viu un home el teu cabell daurat Margarete
contra nosaltres atia els seus mastins ens regala una tomba a l'aire
juga amb les serps i somia la mort és un mestre d'Alemanya
el teu cabell daurat Margarete
el teu cabell cendrós Sulamith


[Traducció d'Artur Quintana]
*
*
Paul Celan


Fuga de mort


Negra llet de l'alba la bevem a la tarda
la bevem al migdia i al matí la bevem a la nit
bevem i bevem
obrim una tomba en els aires no s'hi jeu estret
A la casa viu un home que juga amb les serps que escriu
que escriu en fosquejar ver Alemanya
el teu cabell daurat Margarete
ho escriu i surt davant la casa i brillen les estrelles
d'un xiulet fa venir els seus mastins
d'un xiulet fa sortir els seus jueus fa cavar una tomba a la terra
ens mana toqueu per a la dansa.


Negra llet de l'alba et bevem a la nit
et bevem al matí i al migdia et bevem a la tarda
et bevem i bevem
A la casa viu un home que juga amb les serps que escriu
que escriu en fosquejar vers Alemanya
el teu cabell daurat Margarete
el teu cabell cendrós Sulamith
obrim una tomba en els aires no s'hi jeu estret


Crida caveu més endins en la terra vosaltres i vosaltres canteu i toqueu
agafa el ferro del cinyell el branda té els ulls blaus
ensorreu més endins les pales vosaltres
i vosaltres continueu tocant per a la dansa


Negra llet de l'alba et bevem a la nit
et bevem al matí i al migdia et bevem a la tarda
et bevem i bevem
A la casa viu un home el teu cabell daurat Margarete
el teu cabell cendrós Sulamith juga amb les serps


Crida toqueu més dolça la mort la mort és un mestre d'Alemanya
crida feu sonar més greus els violins aleshores pujareu com fum enlaire
aleshores tindreu una tomba en els núvols no s'hi jeu estret


Negra llet de l'alba et bevem a la nit
et bevem al migdia la mort és un mestre d'Alemanya
et bevem a la tarda i al matí et bevem i bevem
la mort és un mestre d'Alemanya el seu ull és blau
t'encerta amb bala de plom t'encerta de ple
a la casa viu un home el teu cabell daurat Margarete
contra nosaltres atia els seus mastins ens regala una tomba a l'aire
juga amb les serps i somia la mort és un mestre d'Alemanya


el teu cabell daurat Margarete
el teu cabell cendrós Sulamith


[Traducció de Feliu Formosa]

"NOSOTROS DEBEMOS TENDER PUENTES" (Felipe Sérvulo)

*
Mi amigo, el poeta y potente motor de la tertulia literaria de El Laberinto de Ariadna, Felipe Sérvulo, acaba de publicar este artículo, que, con su permiso, reproduzco aquí. Como él bien dice, nosotr@s los catalanes sensibles a este tema, que conservamos serena la cabeza, nos toca hacer de puente entre dos mundos, que aunque a menudo parezcan destinados a no entenderse nunca, pueden ser uno y vivir en sintonía.. . A toda la gente sensible de "aquí" y de "allí" dedico este artículo de Felipe.
*

© Felipe Sérvulo, 26-02 2011

Con demasiada frecuencia, tal vez por intereses políticos, se destacan las manifestaciones anti catalanas de ciertos miembros de la llamada “España profunda”, “caverna mediática”, “la meseta”… Esas manifestaciones que, ciertamente, existen, son repetidas una y otra vez en una sociedad en donde los medios de comunicación amplifican, cuando no distorsionan, las noticias. Televisiones, diarios, revistas, redes sociales…, repiten hasta la saciedad anécdotas de cafetín elevándolas a la categorías de dogmas.

Reiteradamente, se responden desde Catalunya, con insultos similares, poniéndose al nivel de los “cavernícolas” que tanto dicen despreciar. Y es que los extremos siempre, se retroalimentan y se tocan. No tendrían sentido de ser el uno sin el otro.

Evidentemente, hay en ambas orillas del Ebro personas que su afán es dinamitar puentes. Para ellos, no cuentan los siglos de convivencia, más o menos feliz, pero, al fin y al cabo, convivencia. Y “nos odian” es el “leit motiv”, la única melodía que desean escuchar para justificar muchos fracasos personales y colectivos.

Pero hay vida, tiene que haberla, a pesar de estos personajes cainitas.

Valga esta reflexión cuando he leído las manifestaciones de Fernando Trueba en el “Periódico de Cataluña” del 25 de febrero de 2011. Manifestaciones que no han levantado revuelo como otras. Ni han circulado por las redes sociales, ni los periódicos se han hecho eco, ni la televisión gubernamental ha repetido “ad nauseam”, como otras veces.

Fernando, hombre coherente, donde los haya, habla en la entrevista de su última película “Chico y Rita”, que ha hecho junto a Mariscal. Además, aprovecha y da un repaso a los internautas que se erigen en paladines de la libertad al descargarse lo que les venga en gana de forma gratuita. Nadie le pide a un arquitecto, a un médico o a un fontanero, por poner un ejemplo, que no cobren por su trabajo en bien de la humanidad. Pero a un cineasta, a un músico, a un escritor, sí.

En la entrevista del citado diario, la periodista Olga Pereda, en un momento, le dice: “El ambiente está crispado. Un diario radical aseguró que el lobi catalán gay arrasó en los Goya”. Fernando contesta: “¿De dónde salen estos subnormales profundos? Cuando entro en un taxi y tiene la Cope le pido con educación que la apague. Intento mantenerme al margen de la polución. La vida ya es bastante dura. A la gente decente no se le oye, pero los gilipollas dan un coñazo impresionante.” Prosigue la periodista: “¿Por qué no somos Francia?”. Fernando responde: “Es más, ¿por qué no somos Catalunya? En los momentos de más crispación en Madrid, que parece que estamos en las trincheras, vas a Catalunya y respiras de otra manera. Deberíamos aprender un poquito de civilización, urbanidad, europeísmo. Tengo envidia hasta de sus políticos de derechas. Oigo hablar a Duran Lleida… Son señores, aunque no comparta su ideología. Si no aprendemos catalán, al menos que aprendamos de los catalanes”.

Por si alguno no lo sabe, Fernando Trueba es madrileño.

23 de febrero de 2011

CORRESPONDENCIA ANNA ROSSELL-XEC MARQUÈS (23-02-2011)

*
CARTA D'ANNA ROSSELL AL TEÓLOGO Y SALESIANO XEC MARQUÈS (23-02-2011)

A continuación del texto catalán sigue su traducción al español
*
A la tertúlia literària d'El Laberinto de Ariadna (Ateneu de Barcelona, febrer 2011) / En la tertulia literaria de El Laberinto de Ariadna (Ateneo de Barcelona, febrero 2011)

*
Català
*
El Masnou, 23-02-2011


Estimat Xec,

Gràcies per la teva última carta, que em sembla extraordinàriament aclaridora, ben plantejada i argumentada.

Com ja t’he dit alguna vegada, tot sovint les afirmacions que faig en les meves reflexions no són veritats que jo tingui per bones, sinó senzillament supòsits que (em) plantejo per clarificar-me a mi mateixa les idees i per avançar en la meva pròpia reflexió, sola o acompanyada, cas aquest últim que m’ajuda i enriqueix molt més –gràcies per la part que et toca, que és molta-.

Estic d’acord en tot això que dius. Tu parteixes de què “ la consciència pot. Entenc la consciència com una facultat humana. I és en aquest sentit que la necessito. Com necessito de la salut per a poder identificar la malaltia.” Quan “la consciència pot”, el meu judici és ben igual que el teu. Com bé dius, la consciència és “una facultat humana”, la qual cosa no vol dir que tot@s els human@s tinguin aquesta facultat.

El meu punt de partida el dia que vaig encetar el tema era precisament quan es donés el cas que la consciència NO pot perquè “no és normal”, el cas del “malalt”, que segueixo posant entre cometes, perquè encara crec necessari seguir esbrinant fins a quin punt algunes de les actuacions que hom considera “malaltisses” són o no normals. Això passa molt amb els temes que les societats humanes consideren tabú, per exemple. El cas més clar són tots aquells temes relacionats amb el sexe –l’homosexualitat, les menes de relacions sexuals, les fantasies sexuals, relacions sexuals d’adult@s amb menors (quan són conscients i volgudes per ambdues parts i els / les menors no són tan menors)...-, que segueixen essent aspectes que poca gent gosa d’exposar en públic, però que jo diria que són molt més esteses que no pas hom reconeix. I la llei segueix penalitzant perquè, al menys en alguns casos, caldria una discussió pública i sincera que ajudés a canviar el concepte de “normal” i de “normalitat”. En molts d’aquests casos la consciència dels considerats per la llei “infractor@s” és la de què ell@s no infringeixen res; és a dir, la seva vivència de maldat-bondat no coincideix amb les mateixes definicions que fa la llei de la mateixa actuació. Aquest exemple que he posat avui és nou. Els que posava en altres cartes més antigues tenien a veure amb greus assassinats que la llei penalitzava quan l’assassí no tenia consciència d’haver actuat malament. Evidentment, aquest és un cas de malaltia, és un cas que no és normal. Però m’animava la curiositat de plantejar-me si no devia ser –potser- més normal del que imaginem. De tant en tant van sortint notícies de gent que ha comès el que la llei considera crims molt greus, que ens fan escandalitzar i esfereir (el de la parella que emmagatzemava cadàvers d’infants al jardí de casa seva, el del pare que va segrestar la seva filla, la va tenir tancada durant anys sota la casa on ell vivia amb la seva dona, i la violava amb regularitat –d’aquests n’hi ha hagut més d’un en poc temps-, la de nens que han esquarterat altres nens, el de Jack LEsbudellador...) i tot@s ell@s duien una vida aparentment normal, la gent que els coneixia i convivia amb ell@s se’n feia creus quan va sortir a la llum pública el que havien fet... Com explicar aquesta mena de comportaments?, emmudim davant del que és capaç la naturalesa humana amb la més gran naturalitat del món... .

Un cas que es desvia una mica del que jo acabo de plantejar és el del Marquès de Sade. Aquest, però, és clar que té consciència en tot moment del que fa –és per això que penso que es desvia una mica del dit més amunt-, però a Sade el supera la seva curiositat vivencial i intel•lectual –digues-li egoisme o egocentrisme- de recórrer camins inexplorats, d’arribar fins allà on pugui en la seva experimentació i imaginació sens fer cabal dels sentiments d’altri.

Fins aquí el que jo plantejava, que crec que no contradiu gens res del que tu dius en la teva última carta:

Quan dius:

La persona que no té consciència no és un producte de l’atzar. I si avui es pot tenir la impressió que són majoria tampoc és producte de l’atzar. [...] I a la manca de consciència individual li correspon una societat a la que no li cal la consciència, en té prou amb reglaments i normatives. Pot ser ni li calgui la Llei. [...]. Una part del nostre debat troba aquí una resposta. No hi ha contradicció entre el subjecte i la societat”.  Jo crec que  aquí t’estàs referint a una altra cosa: quan dius “la persona que no té consciencia” (la negreta és meva), vols dir que no la té perquè l’han educat (socialment) a no tenir-ne, però que la pot tenir i que, en el fons, la té, afeblida, però en té. Crec que et refereixes a tot@s aquell@s que, tenint consciència del que fan (encara que la tinguin afeblida) i sabent que infligeixen dolor i causen mal a altres, fan el que els plau i complau per satisfer el seu propi plaer. La seva actuació només la mou el pur egoisme i en són conscients (per més no facin cabal). Aquesta s’assemblaria a l’actitud del Marquès de Sade, a la que em refereixo a dalt. I, com bé dius, aquestes són actituds que, com a tendència general, canvien al llarg de la història en funció de la major o menor permissibilitat que en facin les corresponents societats. En aquest sentit no hi ha contradicció entre el subjecte i la societat, gens ni mica; la laxitud de la consciència, llavors, no és producte de l’atzar, sinó que s’ha fabricat socialment. En aquest sentit podem parlar d’una societat malalta i que fa emmalatir. També aquí hi entra l’exemple que poses dels nen@s soldat, que “són fabricats: hi ha una violència, hi ha un “aveuglement” que no té res de natural, només pot ser provocat, fabricat, induït.” Diríem que parlem de malaltia social quan el comportament és producte de l’educació (no reglada, sinó la que s’adquireix per la permissibilitat del carrer i/o per la violència imposada, com seria el cas dels nen@s soldat).

Finalment, la teva pregunta:

“Quan s’educa s’està creant colca cosa d’artificial o s’està anant en el sentit de la naturalesa humana, estirada per allò que és bo ? Quan s’educa, trobem en la persona una aspiració subjectiva o bé només estem provocant sentiment i creant artificis morals?”

Personalment penso –com es pot desprendre del que ja he dit més amunt, quan em referia a què els valors de les societats canvien al llarg de la història i també l’actuació dels individus en funció de la permissibilitat social- que la naturalesa humana (parlo ara de la sana, la normal) ofereix en potència TOTA l’escala de valors i matisos de comportament imaginables –bons i dolents, i terribles-. De l’educació depèn que es desenvolupin els uns més que els altres. Podríem dir llavors que, quan eduquem, no creem res d’artificial, l’única cosa “artificial” (en el sentit que no naixem ja educats) és la modulació que fem de la llavor que duem dins a través de l’educació. I aquí és on ens plantegem quins són els valors a través dels quals volem regir-nos.

Els esdeveniments de Tunis, Egipte, Líbia, Bahrein, El Marroc i ara també la Xina els estic seguint, i tant que sí! I em produeix una enorme alegria veure que això és possible, que la gent s’alça en nom de la seva dignitat i que els mou l’esperança que, malgrat els tirans que els maltracten, encara ningú no ha pogut matar, i que és ben viva.

Altre cop gràcies per la teva carta, que ha agradat molt a tanta gent, segons m’ha arribat.

Una forta abraçada,

Anna
*
*
CARTA DE ANNA ROSSELL AL TEÓLOGO Y SALESIANO XEC MARQUÈS (23-02-2011)

Traducción al español de Anna Rossell

El Masnou, 23-02-2011

Querido Xec,

Gracias por tu última carta, que me parece extraordinariamente clarificadora, bien planteada y argumentada.

Como ya te he dicho alguna vez, a menudo las afirmaciones que hago en mis reflexiones no son verdades que yo tengo por buenas, sino sencillamente supuestos que (me) planteo para aclararme a mí misma las ideas y para avanzar en mi propia reflexión, sola o acompañada, caso este último que me ayuda y enriquece mucho más -gracias por la parte que te corresponde, que es grande-.
Estoy de acuerdo en todo lo que dices. Tú partes de que "la conciencia puede. Entiendo la conciencia como una facultad humana. Y en este sentido la necesito. Como necesito de la salud para poder identificar la enfermedad." Cuando "la conciencia puede" mi juicio es igual que el tuyo. Como bien dices, la conciencia es "una facultad humana", lo cual no significa que tods l@s human@s tengan esta facultad.

Mi punto de partida el día en que planteé por primera vez el tema era precisamente el caso en que se diera la posibilidad de que la conciencia NO puede porque "no es normal", el caso del / de la "enferm@", que sigo poniendo entre comillas porque aún creo necesario seguir indagando hasta qué punto algunas de las actuaciones que se considera "enfermizas" son o no normales. Esto pasa mucho con los temas que las sociedades humanas consideran tabú, por ejemplo. El caso más claro son todos los temas relacionados con el sexo -la homosexualidad, los tipos de relaciones sexuales, las fantasías sexuales, las relaciones sexuales de adult@s con menores (cuando son conscientes y permitidas por ambas partes y l@s menores no son tan menores)...-, que siguen siendo aspectos que poca gente osa exponer en público, pero que yo diría que están más extendidas de lo que se reconoce. Y la ley sigue penalizando porque, al menos en algunos casos, se haría necesaria una discusión pública y sincera que ayudara a cambiar el concepto de "normal" y de "normalidad". En muchos de estos casos la conciencia de los considerados por la ley "infractores" es la de que ell@s no infringen nada; es decir, su vivencia de maldad-bondad no coincide con las mismas definiciones que hace la ley de la misma actuación. Este ejemplo que hoy aduzco es nuevo. Los que aducía en otras cartas más antiguas tenían que ver con los graves asesinatos que la ley penalizaba cuando el asesino no tenía conciencia de haber actuado mal.
Evidentement, éste es un caso de enfermedad, es un caso anormal. Pero me animaba la curiosidad de plantearme si no debía ser -quizás- más normal de lo que imaginamos. De vez en cuando van saliendo noticias de gente que ha cometido lo que la ley considera crímenes muy graves, que hacen que nos escandalicemos y nos conmueven (el de la pareja que almacenaba cadáveres de niñ@s en el jardín de su cas, el del padre que secuestró a su hija, la tuvo encerrada durante años en el sótano de su propia casa, donde vivía con su mujer, y la violaba con regularidad -de estos ha habido más de uno en poco tiempo-, el de Jack El Destripador...) y tod@s ell@s llevaban una vida aparentemente normal, la gente que los conocía y convivía con ell@s no podía creerlo cuando salió a la luz pública lo que habían hecho... . ¿Cómo explicar este tipo de comportamientos?, enmudecemos ante lo que es capaz la naturaleza humana con la mayor naturalidade del mundo... .

Un caso que se desvía un poco de lo que acabo de plantear es el del Marqués de Sade. Pero éste es claro que tiene conciencia en todo momento de lo que hace -por esto pienso que se desvía un poco de lo que he dicho antes-, pero a Sade lo supera su curiosidad vivencial e intelectual -llámale egoismo o egocentrismo- de adentrarse en caminos inexplorados, de llegar hasta donde pueda en su experimentación e imaginación sin preocuparse de los sentimientos de los demás.
Hasta aquí lo que yo planteaba, que creo que no contradice en nada lo que dices tú en tu última carta:

Cuando afirmas:

 “ La persona que no tiene conciencia no es un producto del azar. Y si hoy se puede tener la impresión de que son mayoría tampoco es producto del azar. [...]. Y a la falta de conciencia individual le corresponde una sociedad que no necesita la conciencia, le bastan los reglamentos y las normativas. Puede que no necesite ni la Ley. [...]. Una parte de nuestro debate encuentra aquí una respuesta. No existe contradicción entre el sujeto y la sociedad". Yo creo que aquí te estás refiriendo a otra cosa: cuando dices "la persona que no tiene conciencia" (la negrita es mía), quieres decir que no la tiene porque la han educado (socialmente) a no tenerla, pero que la puede tener y que, en el fondo, la tiene, debilitada, pero la tiene. Creo que te refieres a tod@s aquell@s que, teniendo conciencia de lo que hacen (aunque la tengan debilitada) y sabiendo que inflingen dolor y causan mal a otr@s, hacen lo que les place y complace para satisfacer su propio placer. Su actuación la mueve únicamente el puro egoismo y son conscientes de ello (por más que no reflexionen sobre ello). Ésta se parecería a la actitud del Marqués de Sade, a la que me refiero arriba. Y, como bien dices, éstas son actitudes que, como tendencia general, cambian a lo largo de la historia en función de la mayor o menor permisibilidad que tengan al respecto las correspondientes sociedades. En este sentido no existe contradicción entre el sujeto y la sociedad, no hay ninguna contradicción en absoluto; la laxitud de la conciencia, entonces, no es producto del azar sino que se ha fabricado socialmente. En este sentido podemos hablar de una sociedad enferma y que hace enfermar. También aquí entra el ejemplo que aduces de l@s niñ@s soldado, que "se fabrican: hay violencia, hay "aveuglement" que no tiene nada de natural, sólo puede ser provocado, fabricado, inducido". Diríamos que hablamos de enfermedad social cuando el comportamiento es producto de la educación (no reglada, sino la que se adquiere por la permisibilidad de la calle y / o por la violencia impuesta, como sería el caso de l@s niñ@s soldado.

Finalmente, tu pregunta:

Cuando se educa, ¿se está creando algo artificial o se está yendo en el sentido de la naturaleza humana, tirando de lo que es bueno [en el ser humano]? Cuando se educa, ¿encontramos en la persona una aspiración subjetiva o bien sólo estamos provocando sentimientos y creando artificios morales?"
Personalment pienso -como puede desprenderse de lo que ya he dicho más arriba, cuando me refería a que los valores de las sociedades cambian a lo largo de la historia y también la actuación de los individuos en función de la permisibilidad social- que la naturaleza humana (hablo ahora de la sana, la normal) ofrece en potencia TODA la escala de valores y matices de comportamiento imaginables -buenos y malos, y terribles-. De la educación dependerá que se desarrollen más unos que otros. Podríamos decir pues que, cuando educamos, no creamos nada artificial, lo único "artificial" (en el sentido de que no nacemos educados) es la modulación que hacemos de la semilla que llevamos dentro a través de la educación. Y entonces es cuando nos planteamos cuáles son los valores por los que queremos regirnos.

Los acontecimientos de Túnez, Egipto, Libia, Bahrein, Marruecos y ahora también China, los estoy siguiendo ¡y tanto que sí! Y me produce una enorme alegría ver que esto es posible, que la gente se levanta en rebeldía en nombre de su dignidad y que les mueve la esperanza que, a pesar de los tiranos que les maltratan, aún nadie ha conseguido matar, y que está viva.

Gracias otra vez por tu carta, que ha gustado a tanta gente, según he sabido.

Un fuerte abrazo,

Anna

PARA ANTONIO RUIZ PASCUAL, "TÚ LA EVANESCENTE", EL HAIJÍN Y "ALMA BÁRBARA", ESTE POEMA DE BIENVENIDA

*
A continuación del original catalán viene la traducción al español

III


Ara
no em ve
ni d'Amic ni


Aquest desfici
em ve d'aquesta pluja
feta mort i metralla
del gel encès      que es llencen      I
que llencen
damunt de la història
ulls aclucats      els homes

(De Felícia Fuster, Versió original (1996), en Felícia Fuster, Obra poética, Proa, Barcelona, 2010, p. 225)
*
*
© Traducción al español de Anna Rossell

III

Ahora
no proviene
ni de amigo ni


Este desasosiego mío
proviene de esta lluvia
hecha muerte y metralla
del hielo encendido      que se lanzan      Y
que lanzan
sobre la histoira
ojos cerrados      los hombres

(De Felícia Fuster, Versió original (1996), en Felícia Fuster, Obra poética, Proa, Barcelona, 2010, p. 225)

© de la traducción Anna Rossell

20 de febrero de 2011

JULIA, MI NUEVA SEGUIDORA. A TI TE DEDICO ESTE POEMA

*
Al original catalán sigue su traducción al español

                                   NOMÉS


                                      És temps de sorra
És el temps del silenci del cargol marí
        que sembla que enraoni avançant
                                  el llenguatge insonor
                                              dels fantasmes


    Només mirant enrere
    li sabré contestar preguntes bàrbares
    amb l'índex trèmol i un rogall
    claror          endintsant-me
    pedra de llum      en la
    perplexitat mòbil
    de l'aigua

(De Felícia Fuster, De riu desfet, en Felícia Fuster, Obra poètica, Proa, Barcelona, 2010, p.272)
*
*
© Traducción al español de Anna Rossell

                                         SÓLO

                                               Es tiempo de arena
Es el tiempo del silencio del caracol de mar
                     que parece que avanzando hable
                                              el lenguaje insonoro
                                                     de los fantasmas


                                        Sólo mirando atrás
                                        le sabré responder preguntas bárbaras
                                        con el índice trémulo y un gañido
                                        de claridad       adentrándome
                                        piedra de luz       en la
                                        perplejidad móvil
                                        del agua

(De Felícia Fuster, De riu desfet, en Felícia Fuster, Obra poètica, Proa, Barcelona, 2010, p.272)

© de la traducción Anna Rossell

19 de febrero de 2011

CORRESPONDENCIA XEC MARQUÈS -ANNA ROSSELL (19-02-2011)

*
CARTA DEL TEÒLEG I SALESIÀ XEC MARQUÈS A ANNA ROSSELL (19-02-2011)

(Al texto catalán sigue su traducción al español)
*
Xec Marquès (esquerra) amb Josep Nonell, president de la delegació de VOLS-Mataró, a la seu de Barcelona de VOLS (gener 2011) / Xec Marquès (izquierda) con Josep Nonell, presidente de la delegación de VOLS-Mataró, en la sede de Barcelona de VOLS (enero 2011)

Català

Conakry, 19-02-2011

Començo pel final. No m’acceptes que la llei sigui incapaç, sinó que la llei no vol perquè es carregaria tot un sistema. Vol dir que respecte a la llei pots imaginar i pensar en Absolut. La llei pot, però, de fet, la llei no pot [sic, suposo que aquí en Xec volia dir: "però, de fet, la llei no vol"]. 

És el mateix argument que utilitzes per recusar la meva consciència. Jo dic que la consciència pot. Entenc la consciència com una facultat humana. I és en aquest sentit que la necessito. Com necessito de la salut per a poder identificar la malaltia. Potser la SALUT ni l’encarni ningú, però això no vol dir que la neguem o que no ens pugui ser un referent. La necessitem com a referent i en relació a ella definim la malaltia.

Cert que per deformació de formació (sóc format moralista) tinc tendència a referir-me a la estructura moral que té en el consciència la clau de volta.

Fa temps que no llegeixo filosofia i tol vegada utilitzi conceptes amb poca pertinença. El Bé, el Mal, la Consciència, la Llibertat.... són absoluts i per això són ideals. Però el bé, el mal, les consciències, les llibertats són existencials. No em destorben ni l’un ni l’altra. No sóc idealista ni existencialista, i em calen els dos per entendre, comprendre i continuar cercant.

La persona que no té consciència no és un producte de l’atzar. I si avui es pot tenir la impressió que són majoria tampoc és producte de l’atzar.

Si em preocupa i em fa pensar l’actualitat de la manca de consciència (i pel bé i per el mal) és per preguntar-me què ens cal fer davant del malalt. Per què segurament malalt n’hi ha.

I a la manca de consciència individual li correspon una societat a la que no li cal la consciència, en té prou amb reglaments i normatives. Pot ser ni li calgui la Llei. No sabria dir-te què és primer, si l’ou o la gallina. Però em sembla que aquesta és la fotografia.

Una part del nostre debat troba aquí una resposta. No hi ha contradicció entre el subjecte i la societat.

Suposo has seguit els esdeveniments a Tunis, Egipte i els que hi ha per arribar. No trobes que hi ha en aquests pobles una consciència de la llibertat i de la dignitat que és difícil trobar avui a Europa. Els ideals es manifesten diversament en les condicions existencials dels pobles. A la societat del benestar li correspon una consciència benestant, inquieta només pels signes del seu artifici. A les societats oprimides els correspon una consciència interior, com una veu que crida i plora, una consciència ideal a la recerca de condicions existencials.

Què en podem aprendre de tot això per a les consciències fluixes, febles, reduïdes a sentiment més o manco egocèntric? No serà la reducció de l’existència al petit cercle del propis sentiments i interessos? No serà la reducció del viure a la supervivència?

Aquest és l’infant: reduït a les seves necessitats i sentiments. I com dius, aquests són molts adults. Però, si l’infant ho és per natura, l’adult ho és per cultura. I aquí podem parlar d’una responsabilitat, d’una responsabilitat individual com d’una responsabilitat col•lectiva.

No he treballat molt amb el tema dels nen@s soldats, però sembla ser que tot@s són fabricats: hi ha una violència, hi ha un “aveuglement” que no té res de natural, només pot ser provocat, fabricat, induït.

Quan s’educa s’està creant colca cosa d’artificial o s’està anant en el sentit de la naturalesa humana, estirada per allò que és bo ? Quan s’educa, trobem en la persona una aspiració subjectiva o bé només estem provocant sentiment i creant artificis morals?
*
*
CARTA DEL TEÓLOGO Y SALESIANO XEC MARQUÈS A ANNA ROSSELL (19-02-2011)

Traducción al español de Anna Rossell

Empiezo por el final. No me aceptas que la ley sea incapaz, sino que la ley no quiere porque se cargaría todo un sistema. Significa que por lo que respeta a la ley puedes imaginar y pensar en Absoluto: la ley puede, pero, de hecho, la ley no puede [sic, supongo que aquí Xec quería decir "la ley puede, pero, de hecho, la ley no quiere"].

Es el mismo argumento que utilizas para recusar lo de mi conciencia. Yo digo que la conciencia puede. Entiendo la conciencia como una facultad humana. Y en este sentido la necesito. Como necesito de la salud para poder identificar la enfermedad. Quizá la SALUD no la encarne nadie, pero ello no significa que hayamos de negarla o que no nos pueda servir de referente. La necesitamos como referente y en relación con ella definimos la enfermedad.

Cierto que por deformación de formación (he sido formado como moralista) tiendo a referirme a la estructura moral que tiene en la conciencia la clave.

Hace tiempo que no leo filosofía y tal vez utilizo conceptos de modo poco estricto. El Bien, el Mal, la Conciencia, la Libertad... son absolutos y por esto son ideales. Pero el bien, el mal, las conciencias, las libertades son existenciales. No me sobra ni lo uno ni lo otro. No soy idealista ni existencialista, y sin embargo necesito ambas cosas para entender, comprender y continuar buscando.

La persona que no tiene conciencia no es un producto del azar. Y si hoy se puede tener la impresión de que son mayoría, ello tampoco es producto del azar.
Si me preocupa y me da que pensar esta falta de conciencia en la actualidad (y del bien y del mal) es para preguntarme qué debemos hacer ante el enfermo. Porque seguramente enfermos los hay. Y a la falta de conciencia individual le corresponde una sociedad que no necesita la conciencia, le basta con reglamentos y normativas. Quizá no necesite ni la Ley. No sabría decirte qué es lo primero, si el huevo o la gallina. Pero creo que ésta es la fotografía.

Una parte de nuestro debate encuentra aquí una respuesta. No hay contradicción entre el sujeto y la sociedad.

Supongo que has seguido los acontecimientos en Túnez, Egipto y los que están aún por llegar. ¿No piensas que en estos pueblos hay una conciencia de la libertad y de la dignidad que es difícil encontrar hoy en Europa? Los ideales se manifiestan de modo distinto en función de las condiciones existenciales de los pueblos. A la sociedad del bienestar le corresponde una conciencia bienestante, inquieta sólo por los signos de su artificio. A las sociedades oprimidas les corresponde una conciencia interior, como una voz que grita y llora, una conciencia ideal en busca de condiciones existenciales.
¿Qué podemos aprender de todo ello para las conciencias flojas, débiles, reducidas a sentimiento más o menos egocéntrico? No será la reducción de la existencia al pequeño círculo de los propios sentimientos e intereses? ¿No será que reducimos el vivir a la supervivencia?
 
Éste es el niñ@: reducid@ a sus necesidades y sentimientos. Y, como dices, est@s son muy adult@s. Pero, si el niñ@ lo es por naturaleza, el adult@ lo es por cultura. Y aquí podemos hablar de una responsabilidad, de una responsabilidad individual y de una responsabilidad colectiva.

No he trabajado mucho sobre el tema de l@s niñ@s soldados, pero me parece que tod@s han sido fabricados: hay una violencia, hay un "aveuglement" que no tiene nada de natural, sólo puede ser provocado, fabricado, inducido.

Cuando se educa ¿se está creando algo artificial o se está yendo en el sentido de la naturaleza humana, tirando de aquello que es bueno en ella? Cuando se educa ¿encontramos en la persona una aspiración subjetiva o bien sólo estamos provocando sentimiento y creando artificios morales?

17 de febrero de 2011

I DIA DE LA POESIA CATALANA A FACEBOOK

*
Amb motiu del I DIA DE LA POESIA CATALANA A FACEBOOK: omplim facebook de poesia en català! / Con motivo del I DÍA DE LA POESÍA CATALANA EN FACEBOOK: ¡llenemos facebook de poesía en catalán!
*

Amb ganivets glaçats
de vidres fins
fem balanç per les vores
del capvespre eixut
de tramuntana.

Esgotem el límits
dels sentits i escorcollem
els ventres buits
de les entranyes
pels racons.


Trobem no res,
testimonis de l'última
                           certesa.


 (© Anna Rossell, La veu per companya)

*
*
Español

Con helados cuchillos

de vidrios finos
hacemos balance por los bordes
del reseco atardecer
de tramontana.


Agotamos los límites
de los sentidos y rebuscamos
en los vientres vacíos
de las entrañas
por todos los rincones.


Encontramos la nada,
testimonios de la última
                                certeza.

© De la traducción Anna Rossell, La veu per companya

16 de febrero de 2011

PARA RAFAEL MEYERHOFER, NUESTRO NUEVO CONTERTULIO

*
Aquí te dejo un poema, que espero sea de tu gusto. Estoy en racha con Felícia Fuster, por lo que también de ella es el que te doy. Intento, a continuación del original catalán, la traducción al español:

IX

Aquest desfici
avui no em ve ni d'Amic ni

Em ve d'aquesta estranya pol·lució
de les paraules sense alçada
del morir no assumit
sense un perfum de cants ni ciris ni pregàries
Se'ns han clavat les dents
als sostres
que només saben caure
a la negror que ens filtra
la memòria
i ens oprimeix amb esquelets      el raig del cor
la vida desitjada

Em ve d'aquest tothom enderiat
per tatuar la terra
les muntanyes dels cossos
amb l'índex inflexible
de les bales

(Felícia Fuster, Versió Original (1996), en Felícia Fuster, Obra poética, Proa, Barcelona, 2010, p. 231).
*
*
© Traducción al español de Anna Rossell

IX

Este desasosiego mío
hoy no proviene ni de Amigo ni

Proviene de esta extraña polución
de las palabras sin altura
del morir no asumido
sin un perfume de cantos ni cirios ni plegarias
Se nos clavaron los dientes
en los techos
que sólo saben caer
en la negrura que nos filtra
la memoria
y nos oprime con esqueletos      el chorro del corazón
la vida deseada

Proviene de este todo-el-mundo obseso
por tatuar la tierra
las montañas de los cuerpos
con el índice inflexible
de las balas

(Felícia Fuster, Versió Original (1996), en Felícia Fuster, Obra poética, Proa, Barcelona, 2010, p. 231).


© de la traducción Anna Rossell

LA MEMORIA RESCATADA

*

Mirjam Pressler
Saludos y besos.
La extraordinaria historia de la familia de Ana Frank
Traducción de Marta Mabres Vicens
Debolsillo, Barcelona, 2010, 439 páginas

por Anna Rossell

No era tarea sencilla la empresa que Gerti Elias y Mirjam Pressler asumieron por encargo de la Fundación Fondo Ana Frank: escribir un libro que diera cuenta de la historia familiar de los Frank a partir del fabuloso hallazgo de unas seis mil cartas, fotos y otros documentos. Gerti Elias, esposa del primo de Ana Frank, que descubrió el legado en la buhardilla de la que fuera en los últimos tiempos la casa de referencia de la familia, en Basilea, promovió la idea. La dificultad era de doble naturaleza, pues atañe a la selección del material y al lenguaje literario: un material tan abundante exige un drástico y atinado criterio de selección –el que aplicó Gerti Elias, que entregó a Mirjam Pressler sólo quinientas de las cartas como base para el libro-. Por otro lado, la delicada decisión relativa al estilo narrativo del texto, que había de abordar el espinoso tema de la persecución y el exterminio judío a manos del nacionalsocialismo a partir del ejemplo de una familia, la de la adolescente Ana Frank. Hubiera sido fácil caer en la sensiblería y el sensacionalismo o derivar el tema hacia lo que no debía ser el centro de atención. Y ello sabe evitarlo sabiamente la autora, que encuentra un equilibrio casi imposible y mantiene en todo momento la mirada lúcida y serena hacia los acontecimientos que describe.

A partir de esta documentación, Mirjam Pressler (Darmstadt, 1940), galardonada autora de literatura infantil y juvenil y traductora al alemán del tristemente famoso Diario de Ana Frank, reconstruye la saga de una familia judía-alemana desde el siglo XIX hasta nuestros días. No es pues la historia de Ana, la niña judía que a la edad de trece años vivió con sus padres y su hermana mayor -desde finales de julio de 1942 hasta agosto de 1944- escondida en la parte trasera de los almacenes de la empresa donde trabajaba su padre en Ámsterdam para eludir la persecución nazi, el foco de atención, sino la de su ambiente. Así el libro se lee como el paradigma de la historia de una familia burguesa judía centroeuropea de los siglos XIX y XX desde su cotidianeidad y tiene la ventaja de acercarnos a la historia europea de estos convulsos años desde la perspectiva de quien más la sufrió haciéndonos partícipes de su discreta intimidad. Tomando como eje a tres personajes que remiten a Ana –la abuela Alice Frank, su tía, Helene y su primo, Buddy-, la autora inicia su glosa con los tatarabuelos y hace alguna incursión retrospectiva al siglo XVIII, cuando la familia vivía en el gueto judío de Frankfurt. Desde 1796, con la invasión de la ciudad por las tropas napoleónicas, acompañaremos a la familia en su recorrido vital, que se verá profundamente marcado por el crac bursátil de Wall Street de 1929, que obligó a la diáspora familiar hacia Londres, Basilea y Ámsterdam, lo cual determinaría el trágico destino de una de las partes bajo el nacionalsocialismo. Mirjam Pressler es buena observadora y presta atención a los detalles, consigue acercarnos sensiblemente a los personajes, cuya humanidad y rasgos de carácter sabe transmitir, a la vez que construye con fotocopias de algunas de las cartas, fotos y otros documentos una atmósfera intimista que permite al lector una discreta empatía. El libro resulta especialmente revelador en tanto que echa luz sobre aspectos menos conocidos de la vida en la neutral Suiza para un ciudadano judío en aquellos años. Son de interés también los aspectos relativos a la trayectoria de las ediciones del Diario, así como de la obra de teatro y de la película que se hicieron a partir de él.

La justa dosis en los ingredientes estilísticos que maneja Pressler dota a su prosa de una ligereza que permite leer el libro de un tirón: la autora logra una obra documentada sin abusar de la reproducción directa del documento, que sustituye a menudo por la voz narradora, y completa los cuadros de vez en cuando con un escenario de ambientes o diálogos de ficción. Sólo en ocasiones parece que el libro se entretiene excesivamente en momentos que aportan poco o nada. Pero obviarlos hubiera provocado saltos en la cronología que entonces se hubieran percibido como lagunas.

© Anna Rossell

(Publicado en La Vanguardia / Culturas, 09-02-2011)

15 de febrero de 2011

A EL MUSTIO, MI (DE ELLA) POEMA DE BIENVENIDA A ESTA BITÁCORA

*
Versión original catalana (sigue la traducción española a continuación)

POC

Que poca cosa
és tot. I jo voldria
ser mar, donar-te,
pinyó madur, la vida,
en la meva clofolla.

(De Felícia Fuster, Estais, en Felícia Fuster, Obra poètica, Proa, Barcelona, 2010, p. 97)
*
*
© Traducción al español de Anna Rossell

POCO

Que poca cosa
es todo. Y yo quisiera
ser mar, darte,
piñón maduro, la vida,
en mi cáscara.

(De Felícia Fuster, Estais, en Felícia Fuster, Obra poètica, Proa, Barcelona, 2010, p. 97)

© De la traducción Anna Rossell

A JOSÉ MARÍA ALLOZA, ESTE POEMA

*
Con este poema de mi admirada Felícia Fuster deseo saludarte, seguidor. Intento traducirlo al español a continuación del original, pues no sé si lees el catalán. Espero no traicionarlo demasiado:


(Versión original catalana; sigue más abajo la traducción española)

VI

I el sí.
I el no.
I tot a la vegada.
Amb la tendresa del pa dolç més dolç,
la duresa del sílex, la dinamita
més amarga. Amb l'aspror
dels camins mai explorats, que hem de fer sols,
la càlida subtilitat
d'un vol de plomes. Amb l'absència
de l'apaivagament, l'aigua beneita.
Sento la vida com un llibre estult
on em lliga i deslliga
cada pàgina.
No em sé oberta ni closa,
porta
que el pes d'un corrent indomtat
de sentiments fa batre.
Sóc un tauló cremat, cremat per dintre.
La pèndola
del cor que tot ho allunya, i tot
ho apropa,
m'estira amb garfis
cada dia un tros,
un tros més llarg
de vida
per dibuixar-hi
clarors, formes i el vent
que ha de desfer-les,
llunes de formigueix
i sempre
un vell-nou amor tendre. Fent ziga-zagues
i aquell núvol de sorra que s'aixeca
dins l'aigua
i dins l'aigua es desfà,
la meva sang
avança.
Avança per tots els sentiments
del meu cos sense arestes,
per un si és no és,
per aquell riure intern que us fa viu
i us transforma
i, gronxant-vos, us fa
sonata gronxadissa,
frisança
d'un cel únic, enderiat de foc
a l'hora del crepuscle.

Voldria
encara ser lingot, medusa,
estrella sense puntes
i qui sap
si ho seré.
I voldria ser font.
Potser només un núvol.
Potser només sóc aigua.

De Felícia Fuster, I què dieu?, en Felícia Fuster, Obra poètica, Proa, Barcelona, 2010, pp. 168-169
*
*
© Traducción al español de Anna Rossell

VI

Y el sí.

Y el no.
Y a la vez todo.
con la ternura del dulce pan más dulce,
la dureza del sílex, la dinamita
más amarga. Con la aspereza
de los caminos no explorados, que hay que caminar en soledad,
la cálida sutileza
del vuelo de unas plumas. Con la ausencia
de la serenidad, el agua bendita.
Siento la vida como un libro necio
donde me ata y me desata
cada página.
No me sé abierta ni cerrada,
puerta
que la fuerza de un aire no amansado
de sentimentos hace oscilar.
Soy un tablón quemado, quemado por dentro.
El péndulo
del corazón que todo lo aleja, y todo
lo acerca,
tira de mí con garfios
un trozo cada día,
un trozo más largo
de vida
para dibujar en él
luces, formas y el viento
que ha de deshacerlas,
lunas de hormigueo
y siempre
un amor tierno antiguo-nuevo. Serpenteando
y aquella nube de arena que se eleva
en el agua
y en el agua se funde,
mi sangre
avanza.
Avanza a través de todo sentimiento
de mi cuerpo sin aristas,
por un si es o no,
por la risa interior que te hace vivo
y te transforma
y, en el vaivén, te hace
sonata osciladora,
escalofrío
de un cielo único, obseso de fuego
a la hora del crepúsculo.

Quisiera
aún ser lingote, medusa,
estrella sin puntas
y quién sabe
si lo seré un día.
Y quiesiera ser fuente.
Quizá sólo soy nube.
Quizá sólo soy agua.

De Felícia Fuster, I què dieu?, en Felícia Fuster, Obra poètica, Proa, Barcelona, 2010, pp. 168-169


© De la traducción Anna Rossell

14 de febrero de 2011

¿ESPAÑOL O CASTELLANO? ACERCA DE UN MALENTENDIDO ETERNO

*
"Muchas de las innovaciones que dieron lugar al español moderno no vieron la luz en Castilla"


Inés Fernández-Ordóñez ingresa en la RAE con un discurso que sostiene que el español no puede identificarse sin más con el castellano.

por JAVIER RODRÍGUEZ MARCOS
*
"Habrá palabras nuevas para la nueva historia". Ese verso de Ángel González sirvió esta tarde a la filóloga Inés Fernández-Ordóñez (Madrid, 1961) como introducción a su brillante discurso de ingreso en la Real Academia Española, donde ocupará desde hoy el sillón P, vacante desde la muerte del poeta asturiano en enero de 2008. La nueva historia a la que se refiere esta catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid, que en diciembre cumplirá 50 años, es la que matiza la versión más extendida sobre los orígenes de la lengua española.

En su discurso La lengua de Castilla y la formación del español, Fernández-Ordóñez sostuvo que el español no puede identificarse sin más con el castellano, ni siempre estuvo en Castilla el origen de los rasgos lingüísticos que hoy caracterizan a nuestra lengua. El español, sostuvo, es un crisol de rasgos lingüísticos de dispar procedencia (asturleoneses, navarroaragoneses, gallegoportugueses, catalanes) que confluyeron sobre el territorio del centro peninsular, sin que por ello se pueda identificar solo con la lengua de Castilla.

En una intervención que ocupa más de 100 páginas -mapas incluidos- en las tradicionales ediciones de su nueva casa, la académica fue contundente al reconocer el papel de Ramón Menéndez Pidal como padre de la moderna filología española, una rama que se prolonga en nombres como los de Tomás Navarro Tomás o Diego Catalán, su propio maestro. Pero idéntica contundencia puso a la hora de matizar el "castellanismo ideológico" que llevó a Pidal a establecer que el castellano se extendió desde el norte hacia el centro y el sur de la Península acompañando a la conquista de las tierras de Al Andalus durante la Edad Media. Dicha extensión, en la que la lengua iba de la mano de la espada, habría determinado la castellanización de las tierras conquistadas a los árabes y, tras la anexión política, la de los reinos de León, Navarra y Aragón.

Para Inés Fernández-Ordóñez, la visión de Pidal es la propia de un intelectual de la generación del 98, alguien para el que Castilla representaba la esencia de lo hispánico. Triunfante durante décadas, esa visión condicionó la historia de la lengua y de la literatura, pero los datos salidos del Atlas lingüístico de la Península Ibérica, impulsado por el propio Menéndez Pidal, la matizan rotundamente.

Entre otras cosas, esos datos demuestran que el español tiene unos márgenes mucho más amplios que los de Castilla. Aunque el origen de ciertos rasgos lingüísticos fue indudablemente castellano, el origen de muchos otros fue occidental (asturleonés, gallego o portugués) u oriental (navarro, aragonés o catalán). El primero sería el caso de la distinción entre los relativos quien y que, o el del indefinido alguien (el castellano utilizaba alguno). El segundo sería el de pronombres tan hispanos como nosotros y vosotros. Del mismo modo, el leísmo o el laísmo castellanos no se han impuesto en el español general. Así, pues, más que a un avance de norte a sur en "cuña invertida" -la imagen es de Pidal-, la formación histórica del español se debe a su contacto con otras variedades lingüísticas.

Experta en dialectología y literatura medieval -es una autoridad en la obra de Alfonso X-, Inés Fernández-Ordóñez dirige el Corpus Oral y Sonoro del Español Rural. Esta tarde se ha convertido en la séptima mujer en ingresar en la RAE. El acto ha estado presidido por el ministro de Educación, Ángel Gabilondo. A su derecha, en la mesa presidencial, se ha sentado por primera vez José Manuel Blecua, que en diciembre sustituyó a Víctor García de la Concha como director de la RAE.

Fernández-Ordóñez es, sin embargo, la primera filóloga en sentarse en una casa que en 2013 cumplirá tres siglos. Su oficio quedó claro en una lección que fue "un acto de amor al español", como dijo en su respuesta José Antonio Pascual, el académico que, junto a Margarita Salas y Álvaro Pombo, propuso a la institución el nombre de la nueva académica.

(Javier Rodríguez Marcos, publicado en El País, 14-02-2011, pág. 43)

13 de febrero de 2011

PARA ISABEL MIRALLES, A MODO DE BIENVENIDA

*
Apenas había terminado de escribir el poema de Felícia Fuster, que le he dedicado a Antoni, y veo que también tú, Isabel, te acabas de apuntar a la tertulia. Pues vaya este otro poema de Felícia Fuster. Para ti.

IV

I
ja no podem,
cremada o viva, posar la veu
a la finestra.
Hem perdut l'ombra. Plou.
I jo,
com les roderes,
sento els blaus dels genolls
que es tornen fusta, el pit
tenyit de res, inabastable.
Ja no em veureu llebrera amb cor de vent
ni, impermeable, seda.
No suraré.
Pentinant-nos, la pluja ens torna
adults, de marbre. Densos.
Potser m'arraparé a la sal
del fons, per fondre'm o arrelar-me
l'espera.
I no veuré les ditades de l'aigua.
Encara que em desfaci la blancor
dels núvols que no pasen,
em miraré tancant els ulls
aquests minúsculs
fonedissos volcans de vidre clar
d'un món de gotes
bàrbar. I què fareu
vosaltres?
Intentaré, si sobrevisc,
saltar des d'una llosa seca
deixant tots els rogalls arrenglerats.
Fent llunes, intentaré d'enllepolir
guineus
perquè l'engany no duri. La tarda
i prou.
Lligada amb la mullena dormiré.
Ja no podré cridar l'amor, ni el nom
del meu país, ni tan sols
entendrir-me el palmell de la mà
amb la tebior del cos volgut,
amb la verdor de l'herba.
Amb mil i una dents per eixugar-me,
creixent cremaré encens, verdet
i els pergamins de totes les escoles.
Tinc por de les formigues
formiguejant pel capciró del univers
i dels estrips que ja em despleguen
cada vegada més endins
l'ombra, les escates perdudes.
Per què, sota la pluja, sencer,
espero encara el sol? Sencer, o potser a tires.
Per què no ens passegem pels desgavells,
sense direcció,
amb les tortugues mítiques? Sense
que ens els sostreguin, el raïm
i el pa rosa vindran?
I si embulléssim el fil que no hem perdut?
I si poséssim
tots
la veu a la finestra?

De Felícia Fuster, I més, en Felícia Fuster, Obra poètica 1984-2001, Proa, Barcelona, 2010, pp. 191-192