30 de noviembre de 2010

QUADERN MALIÀ / CUADERNO DE MALÍ

*
Sigue más abajo la traducción al español
*
Koutialà, dues petites -potser quatre i set anys- vénen
en direcció on el toyota ha fet una parada, em miren
fixament amb cert respecte, mig encuriosides i expectants,
li atanso la mà a la més grandeta, em regala la seva amb
un somrís, li dic unes paraules mentre acaricio entre les meves la mà
de la menuda: boca i ulls -dues finestres de llum i de color-,
caminen un poquet, giren el cap, van un poc més enllà i tornen
a girar-se, un altre cop encara,

no volen acabar de dir-me adéu.

(Koutialà, 28-11-2010)

© Anna Rossell
*
*
Español

Koutialá, dos niñas -quizás de cuatro y siete- vienen
en dirección donde el toyota ha hecho una parada, me miran
expectantes con recelo, curiosas, fijamente, le alargo
mi mano a la de siete, me regala una sonrisa
con la suya, le digo unas palabras al tiempo que acaricio entre las mías
la mano más menuda: ojos y boca -dos ventanas de luz y de color-,
caminan un poquito y giran la cabeza, avanzan otro poco y vuelven
a girarse, una vez más,

no quieren acabar de despedirse.

(Koutialá, 28-11-2010)

© de la traducción Anna Rossell

4 comentarios:

Pedro F. Báez dijo...

Nada más hermoso que la curiosidad y la sonrisa de una criatura (niña o niño —sexismo aquí a la inversa, jejeje—). Estoy seguro de que para ti fue un momento mágico. Abrazos, Anna.

Anna Rossell dijo...

Sí, Pedro, sí que lo fue. Los niños en estas tierras son muy especiales y, ciertamente, las niñas tienen un no sé qué añadido.
Gracias por tus abrazos, te correspondo con los míos. Buenas noches. Y seguimos...

Jorge Torres Daudet dijo...

Quizá el único contacto con la civilización.

Anna Rossell dijo...

No, Jorge, no, ¡qué va! Bueno, al menos si por "civilización" entendemos eso que llamamos las nuevas tecnologías. En la mayoría de los países africanos se ha pasado directamente de la Edad Media al siglo XXI. Hay chozas en pleno campo, sin luz ni agua, pero con televisión (la ven con pilas). Las ciudades tienen chiringuitos-ciber a punta pala, y no digamos cómo corren los móviles... Pues eso...