6 de octubre de 2012

PARA torrelodones taci, A MODO DE BIENVENIDA A ESTA TERTULIA

*
Al original catalán sigue su traducción al español
*
                                                                    (A Cristina, a Eloy)
(Català)

Un dia qualsevol
-anaves a comprar-
t’ha vingut a festejar
La Dalladora,
els homes de les bates
t’han dit que t’esperava davant
de la finestra amb un somrís,
has girat a poc a poc
l’esguard i l’has vist
recolzada a l’ampit
al fons del passadís.

Cap lluna l’acompanya.

Lluna, lluna, el teu cavall
galopa desbocat sense genet,
cavalca en la foscor, cavalca
al seu destí,
l’estrèpit solca l’aire al vertigen
del seu pas, cavalca cert.

I tu no l’acompanyes.

El crit t’esfereeix el pit,
et retruny al cervell l’espant de l’abisme
de l’ignot, la gola insondable
del no-res, davallaràs l’avenc, t’engolirà
un fred ventre sense llum, sense llindar.

Cap lluna t’hi acompanya.

Lluna, lluna, el teu cavall
galopa desbocat, porta un genet,
cavalca en la foscor, cavalca
al seu destí,
l’estrèpit solca l’aire al vertigen
del seu pas, cavalca cert.

I tu no l’acompanyes.

Una veu tèbia a cau d’orella et diu
el nom, t’acarona la llum que encara tens,
t’ofereix un balcó –hi ha tantes veus a baix-,
et xiuxiueja versos de bressol.
El balcó té un llindar.

Lluna, lluna, el teu cavall
galopa amb el genet, cavalca
per la nit vers l’horitzó, cavalca
amb la manada, les brides
a les mans.

Despunta l’alba. 

© Anna Rossell (El Masnou, 06-10-2012)
*
*
(Español)                     
                                                                                    (A Cristina, a Eloy)
Un día cualquiera
-ibas de compras-
te ha venido a cortejar
La Segadora,
los hombres de las batas
te han dicho que ella te esperaba
sonriente delante de tu reja,
has vuelto lentamente
la mirada y la has visto
apoyada en el alféizar
al fondo del pasillo.

Ninguna luna la acompaña.

Luna, luna, tu caballo
galopa desbocado sin jinete,
cabalga en la negrura, cabalga
a su destino,
el estrépito surca el aire al vértigo
de su paso, cabalga decidido.

Y tú no le acompañas.

El grito te desgarra el pecho,
retumba en el cerebro el espanto del abismo
de lo ignoto, la garganta insondable
de la nada, descenderás la sima, te engullirá
un frío vientre sin luz, sin umbral.

Ninguna luna te acompaña.

Luna, luna, tu caballo
galopa desbocado, lleva un jinete,
cabalga por lo oscuro, cabalga
a su destino,
el estrépito surca el aire al vértigo
de su paso, cabalga decidido.

Y tú no le acompañas.

Una voz tibia te dice al oído
el nombre, te acaricia la luz que todavía tienes,
te ofrece un balcón –hay tantas voces abajo-,
te susurra versos de cuna.
El balcón tiene un umbral.

Luna, luna tu caballo
galopa con el jinete, cabalga
por la noche hacia el horizonte, cabalga
con la manada, las bridas
en las manos.

Despunta el alba.

© Anna Rossell (El Masnou, 06-10-2012)

7 comentarios:

Marisa dijo...

Te leo,
me gusta y
aplaudo.

Un beso

torrelodones taci dijo...

Querida Anna, vecina a mi derecha en Peníscola. Gracias por el poema que le dedicaste a mi hija.
El que hoy leo aquí, precioso.
Un beso

torrelodones taci dijo...

Querida Anna: Perdóname por lo conciso de mi comentario de hace unos momentos. Cuando hago el comentario yo pensaba que esto de la informática era tan sabio que sabía que TACI estaba escribiendo. Vuelvo a leer el poema y me doy cuenta que está dedicado expresamente a Torrelodones Asociación Cultural Independiente.
Es para nosotros, y para mí particularmente, un honor la bienvenida que nos das a tu magnífico blog.
El nuestro se encuentra a tu entera disposición para que puedas publicar en él todo lo que te apetezca y en el idioma que prefieras. Constituirá para nosotros un motivo de satisfacción contar con tu colaboración.
Si aceptas la invitación solamente te pido que junto al poema me mandes una pequeña reseña tuya, pues es costumbre hacerlo la primera vez que un autor publica en el blog.
Muchas gracias por tu bonito y delicado detalle.
Nuestro agradecimiento. Un beso

Anna Rossell dijo...

Gracias, Marisa, por leerme y por aplaudir si te ha gustado y también por dejar tu comentario. Un@ escritor@ no tiene sentido sin lector@, éste es su complemento natural. Gracias por darle sentido a lo que escribo.

Anna Rossell dijo...

Mi querido amigo de Peñíscola, torrelodones. A ti -a vosotros- triple agradecimiento: por entrar y leerme y por vuestras palabras. Y también por invitarme a publicar en vuestro blog de la asociación. Me sentiré muy honrada de publicar algún poema mío en él.

Lo del poema que le regalé a Natalia..., pues lo hice con la mejor intención del mundo; la veía allí, en nuestro recital, en aquel salón tan imponente, y ella tan seria, que quise tener un gesto de agradecimiento hacia ella y además intentar que el gesto supusiera una posibilidad más de atención suya hacia la poesía. Me quedó la duda de si era muy adecuado el poema que le regalé; sólo tenía esta opción en papel impreso y pensé que, por un lado, sí era adecuado, al tratarse de un texto que había escrito una niña más o menos de su edad. Sin embargo, el contenido y su contexto histórico era muy duro..., ésa era mi duda. No porque hubiera que esconderle a Natalia una verdad histórica que es deber adulto revelarle, sino porque posiblemente había que esperar un par de años para contárselo. Aun así, conté con vuestra colaboración -la de vosotros, los padres-, que imaginé convenientemente pedagógica,para llevar por el cauce adecuado la pertinente explicación histórica. Gracias por tus palabras y tu cariño. Sé que eres amigo de Fernando, al que admiro y respeto mucho. Dale un fuerte abrazo de mi parte.

Anna Benítez del Canto dijo...

Tus poemas siempre dejan una inquietud en el alma, me ha encantado Anna.

Un fuerte abrazo querida.

Anna Rossell dijo...

Gracias por tu comentario, Anna, y por tu inquietud del alma. Sólo un alma sensible se deja inquietar, y sólo un alma inquieta percibe la vida en su verdadera dimensión. A ti, gracias. Y un abrazo.