25 de julio de 2011

CORRESPONDENCIA ANNA ROSSELL-XEC MARQUÈS (25-07-2011)

*
CARTA D'ANNA ROSSELL AL TEÒLEG I SALESIÀ XEC MARQUÈS (25-07-2011)

Al texto catalán sigue su traducción al español
*
Amb Mayde Molina i Anna Calero a la tertúlia literària de ZeroArt (març 2011) / Con Mayde Molina y Anna Calero en la tertulia literaria de ZeroArt (marzo 2011)
*
Catalán

El Masnou, 25-07-2011



Estimat Xec,

ja fa molt temps que no ens escrivim de veritat, massa. Alguna cosa ens ha fet perdre el ritme i això no ens convé. No crec que la causa hagi estat el fet que t’hagis quedat sol a la casa i tinguis més feina, perquè la irregularitat va començar abans que en Cisco vingués de vacances cap aquí. De vegades aquests canvis de ritme vénen provocats per qüestions que ens passen desapercebudes, qualsevol petit incident en la nostra vida rutinària ens causa el desgavell i després costa tornar a agafar el fil, per bé que precisament les nostres cartes són un element essencial per no caure en la rutina.

Em cal encara rebre resposta teva per poder seguir amb els pensaments que ens ocupaven darrerament, però ni que la tingués, ara em costaria de seguir amb aquelles reflexions, perquè hi ha coses més punyents que preocupen i em neguitegen, com són els últims esdeveniments polítics al teu país, esdeveniments que curiosament es van produir just després de la visita de VOLS i Solidaridad Don Bosco a casa teva, jo inclosa.
Dic curiosament perquè les tres visites que jo he fet al teu país han anat marcades per greus i crítics moments polítics i socials: la primera, el desembre del 2008 quan va morir el vell president, Lansana Conté, i en Dadis Camara va donar el cop d’Estat, nosaltres érem a casa teva en aquells moments; la segona, a finals de setembre del 2009, quan l’oposició va convocar una concentració a l’estadi de Conakry i els militars van carregar contra els concentrats i van matar i violar al seu gust i caprici, nosaltres –VOLS- acabàvem de fer-te una visita i feia molt pocs dies que havíem tornat a casa; i la tercera, ara aquest juliol, just després que arribéssim a Barcelona, la temptativa d’assassinat del president del país... Tot plegat símptomes clars de la inestabilitat crònica d’aquesta terra teva, que ja fa un any va estar a punt d’abocar-se a una guerra civil de la que us vàreu lliurar de miracle. I ara les coses tornen a anar malament. He anat seguint en diferents pàgines d’internet –Aminata i Jeune Afrique- les notícies, però estranyament no diuen gaire res, no parlen d’aldarulls al carrer ni de barricades (cosa que sí que deia els primers dies una pàgina web de ràdio Kan Kan); parlen d’unes 40 detencions de militars i el que diuen fa veure clarament que el discurs que empren els polítics i els propis periodistes donen una interpretació ètnica a la crisi, el gran problema de fons de les terres africanes. Sigui com sigui, tant si el malestar és degut a les diferències ètniques com si no, la veritat és que esgrimint aquest fantasma es poden fer estralls, així va funcionar a Ruanda el 1994, així ha funcionat i segueix funcionant arreu, també a Europa. Quan es volen revifar, els nacionalismes fan genocidis i guerres, o atemptats terroristes, com ara aquest de Noruega. Els nacionalismes, el tribalisme, les ètnies... tot plegat no és res més que un lloc fosc, un forat negre on s’hi poden encabir tota mena de frustracions i sentiments irracionals. És això el que els fa tan perillosos. El pols a peu de carrer, és el que em manca de les notícies que llegeixo a internet, això no se’n desprèn, de les notícies, i em calen com mai les vostres impressions. Me n’alegro de saber, però, que esteu pensant en les activitats del mes d’agost per als / les vostres nen@s: les classes de reforç escolar, l’alfabetització d’adults, les activitats de lleure per a tot@s..., i que puguis comptar amb un equip d’ajudants de vuit joves. Això és molt bon senyal, vol dir que fas la feina ben feta i que la gent et té confiança. Es nota, es nota molt. Cada vegada que he estat a casa teva he pogut comprovar-ho, encara que no em cal, només cal conèixer-te per saber amb quina motivació fas les coses. Arran de la nostra última visita, ara aquest juliol, l’Hernán ens comentava: “Xec se sabe los nombres de tod@s sus niñ@s”, i jo sé que es compten per centenars aquests nen@s. I sé que no només te’n saps els noms, coneixes les seves famílies perquè les visites, coneixes la seva problemàtica familiar, el seu entorn, el que els / les preocupa. S’entén que et tinguin per un tresor, perquè ho ets. Els has canviat la vida, fas que el seu dia a dia sigui força millor: els dones l’aigua potable, tens als / a les nen@s al teu pati quan surten d’escola i durant l’estiu, i jugues amb ell@s, els ensenyes civisme i valors socials, els fas possible la reinserció escolar i que no deixin l’escola, això vol dir que els dones un futur i, sobre tot, els dones molt de caliu. T’estimen i t’ho mereixes. T’estimen tot@s: cristians, animistes i musulmans, i si n’hi hagués d’altres també t’estimarien. Precisament ara estic llegint un llibre molt bonic d’un sudanès, Aher Arop Bol, El nen perdut que sabia el que volia (La Campana, 2011), la història real d’un nen explicada per ell mateix, que va viure separat de la seva família a causa de la guerra al Sudan i que s’obre camí tot sol i ara està estudiant dret a Sudàfrica i es paga els estudis amb una paradeta de llaminadures, a més de fer-se càrrec de dos germans. És un llibre molt positiu –malgrat la cruesa dels esdeveniments narrats que li toquen de viure al protagonista-, però el noi se’n surt gràcies a la bona sort, però també a gent de bon cor que va trobant arreu i que li donen un cop de mà. Tu ets un d’aquests que donen el cop de mà que cal en el moment que cal i que salva vides i dóna esperança, i això és impagable.

M’agradaria també parlar-te una mica del nostre viatge a Guinea Conakry –a casa teva hi vàrem estar poc-, però els deu dies que he passat al teu país amb els tècnics de projectes de VOLS i de Solidaridad Don Bosco m’han ensenyat molt. Realment tot ha estat per a mi molt enriquidor: en primer lloc perquè, malgrat que formo part des de fa un parell d’anys de la comissió de projectes de VOLS, jo no he estat formada com a tècnica d’aquesta matèria, i és una feina que cada dia exigeix més especialització. Aquests dies visitant els projectes que tenim en marxa, parlant amb les contraparts de Guinea i assistint a les diferents xerrades i reunions amb els nostres tècnics de les ONGs m’han permès de veure quina era la problemàtica que tot sovint es presenta, quins eren els punts forts i els febles, he après moltíssim. D’altra banda, també vaig coneixent cada cop més les diferents comunitats salesianes i em vaig fent una idea més panoràmica i objectiva del vostre funcionament i de les vostres mancances. D’això també m’agradaria parlar-ne amb tu, perquè m’aclarissis dubtes o / i perquè em confirmessis (o no) opinions que m’he anat fent. Amb l’ajuda de tot plegat, i amb l’observació de la gent que vaig coneixent i veient cada vegada que torno a Àfrica, vaig corregint la meva idea sobre la complexíssima problemàtica en què està immersa aquesta terra i la meva relació amb aquest continent.

Voldria que tornéssim al procés ritmat i sovintejat de la nostra correspondència, Xec. Per favor, fes un esforç per tornar-hi. Em calen les teves reflexions.

Una molt forta abraçada, també per a en Silvain i la meva amiga Aimée,

Anna
*
*
CARTA DE ANNA ROSSELL AL TEÓLOGO Y SALESIANO XEC MARQUÈS (25-07-2011)

Traducción al español de Anna Rossell

El Masnou, 25-07-2011


Querido Xec,

ya hace mucho tiempo que no nos escribimos de verdad, demasiado. Alguno nos ha hecho perder el ritmo y esto no nos conviene. No creo que la causa haya sido el hecho de que te hayas quedado solo en cas y tengas más trabajo, porque la irregularidad empezó antes de que Cisco viniera de vacaciones aquí. A veces estos cambios de ritmo vienen provocados por cuestiones que nos pasan desapercibidas, cualquier pequeño incidente en nuestra vida rutinaria nos causa un descalabro y después cuesta retomar el hilo, si bien precisamente nuestras cartas son un elemento esencial para no caer en la rutina.
Necesito aún recibir tu respuesta para poder seguir con los pensamientos que últimamente nos ocupaban, pero aunque la tuviera, ahora me costaría seguir con aquellas reflexiones, porque hay cosas más acuciantes que me preocupan y me inquietan, como son los últimos acontecimientos políticos en tu país, acontecimientos que curiosamente se produjeron justo después de la visita de VOLS y de Solidaridad Don Bosco a tu casa, yo incluida. 
Digo curiosamente porque las tres visitas que yo he hecho a tu país han ido marcadas por graves y críticos moments políticos y sociales: la primera, en diciembre de 2008, cuando murió el viejo presidente, Lansana Conté, y Dadis Camara dio el golpe de Estado, nosotros estábamos en tu casa en aquellos momentos; la segunda, a finales de septiembre de 2009, cuando la oposición convocó una concentración en el estadio de Conakry y los militares cargaron contra los concentrados y mataron y violaron a su gusto y capricho, nosotros -VOLS- acabábamos de hacerte una visita y hacía muy pocos días que habíamos vuelto a casa; y la tercera, ahora este mismo mes de julio, justo acabando de llegar a Barcelona, la tentativa de asesinato del presidente del país... Todo ello síntomas claros de la inestabilidad crónica de esta tierra tuya, que hace un año estuvo a punto de enfrentarse en una guerra civil de la que os librasteis de milagro. Y ahora las cosas vuelven a ir mal. He ido siguiendo en diferentes páginas de internet -Aminata y Jeune Afrique- las noticias, pero extrañamente no dicen gran cosa, no hablan de revueltas en la calle ni de barricadas (cosa que sí decía los primeros días la página web de radio Kan Kan); hablan de unas 40 detenciones de militares y lo que dicen da a entender claramente que el discurso que emplean los políticos y los propios periodistas dan una interpretación étnica a la crisis, el gran problema de fondo de las tierras africanas. Sea como fuere, tanto si el malestar es debido a las diferencias étnicas como si no, la verdad es que esgrimiendo este fantasma se pueden hacer estragos, así funcionó en Ruanda en 1994, así ha funcionado y sigue funcionando en todas partes, también en Europa. Cuando se quieren resucitar, los nacionalismos provocan genocidios y guerras, o atentados terroristas, como el de Noruega estos mismos días. Los nacionalismos, el tribalismo, las etnias... todo ello no es otra cosa que un lugar oscuro, un agujero negro donde se pueden embutir todo tipo de frustraciones y sentimientos irracionales. Esto es lo que los hace tan peligrosos. El pulso a pie de calle es lo que echo de menos de las noticias que leo en internet, esto no se desprende de las noticias, y necesito más que nunca vuestras impresiones. Pero me alegra saber que estáis pensando en las actividades del mes de agosto para vuestr@s niñ@s: las clases de refuerzo escolar, la alfabetización de adult@s, las actividades de tiempo libre para tod@s..., y que puedas contar con un equipo de ayudantes de ocho jóvenes. Esto es muy buena señal, significa que haces el trabajo bien hecho y que la gente te tiene confianza. Se nota, se nota mucho. Cada vez que he estado en tu casa he podido comprobarlo, aunque no es que me haga falta, basta con conocerte para saber con qué motivación haces las cosas. A raíz de nuestra última visita, este mes de julio, Hernán nos comentaba: "Xec se sabe los nombres de tod@s sus niñ@s”, y yo sé que se cuentan por centenares est@s niñ@s. Y sé que no sólo sabes sus nombres, tambíén conoces a sus familias porque las visitas, conoces su problemática familiar, su entorno, sabes qué les preocupa. Se entiende que te tengan por un tesoro, porque lo eres. Les has cambiado la vida, haces que su día a día sea mucho mejor: les das agua potable, tienes a l@s niñ@s en tu patio cuando salen de la escuela y durante el verano, y juegas con ell@s, les enseñas civismo y valores sociales, les haces posible la reinserción escolar y que no abandonen la escuela, esto significa que les das un futuro y, sobre todo, les das mucho cariño. Te quieren y te lo mereces. Te quieren tod@s: cristianos, animistas y musulmanes, y si hubiera otr@s también te querrían. Precisamente ahora estoy leyendo un libro muy bonito de un sudanés, Aher Arop Bol, El nen perdut que sabia el que volia (El niño perdido que sabía lo que quería) (La Campana, 2011), la historia real de un niño explicada por sí mismo, que vivió separado de su familia a causa de la guerra en el Sudán y que se abre camino solo y ahora está estudiando derecho en Sudáfrica y se paga la carrera con un puesto de chucherías, además de hacerse cargo de dos hermanos. Es un libro muy positivo -a pesar de la crudeza de los hechos narrados que le toca vivir al protagonista-, pero el chico sale adelante gracias a la buena suerta, pero también a la gente de buen corazón que va encontrando por donde pasa y que le echa una mano. Tú esres uno de estos que echan una mano, la que se necesita en el momento adecuado y que salva vidas y da esperanza, y esto es impagable.

 Me gustaría también hablarte un poco de nuestro viaje por Guinea Conakry -en tu casa estuvimos poco tiempo-, pero los diez días que he pasado en tu país con los técnicos de proyectos de VOLS y de Solidaridad Don Bosco me han enseñado mucho. Realmento todo ha sido para mí muy enriquecedor: en primer lugar porque, aunque desde hace algunos años formo parte de la comisión de proyectos de VOLS, yo no tengo la formación técnica en esta materia, y es un trabajo que cada vez exige mayor especialización. Estos días visitando los proyectos que tenemos en marcha, hablando con las contrapartes de Guinea y asistiendo a las diferentes charlas y reuniones con nuestros técnicos de las ONGs me han permitido ver cuál era la problemática que a menudo se presenta, cuáles eran los puntos fuertes y cuáles los débiles, he aprendido muchísimo. Por otro lado, también voy conociendo cada vez más las diferentes comunidades salesianas y me voy haciendo una idea más panorámica y objetiva de vuestro funcionamiento y de vuestras necesidades. De esto también me gustaría hablar contigo, para que me aclararas dudad o / y para que me confirmaras (o no) opiniones que me he ido haciendo. Con la ayuda de todo ello, y con la observación de la gente que voy conociendo y viendo cada vez que vuelvo a África, voy corrigiendo mu idea sobre la complejísima problemática en que está inmersa esta tierra y mi relación con este continente.

Quisiera que volviérmanos al proceso ritmado y frecuente de nuestra correspondencia, Xec. Por favor, haz un esfuerzo para conseguirlo. Necesito tus reflexiones.
Un abrazo muy grande, también para Silvain y mi amiga Aimée
Anna

4 comentarios:

Nuria De Espinosa dijo...

Cada vez que paso por tú blog, me llevo una grata sorpresa, como el placer de leer tan extensa carta, gracias por permitirnos compartirla, besos y feliz verano.

Anna Rossell dijo...

Nuria, gracias por visitarme. Me alegra mucho que te lleves una grata sorpresa cada vez que pasas por mi blog. A mí me compensan mucho los comentarios de quienes me visitáis. Estoy encantada. También a ti te deseo un feliz verano. Un abrazo.

Terly dijo...

He leído tu carta a Xec y ella me ha permitido conocerte mejor, conocer el fondo de tus viajes a África y también el libro "Mondomwouwé" que estoy leyendo.
Hablas de una ONG que en mucho se parece a la fundada por mi consuegro "Juan Carlos Vázquez-Dodero" con la colaboración de una de sus hijas como Directora Gerente
"Amigos de Rimkieta" que es uno de los barrios más pobres del mundo y que pertenece al país de "Burkina Faso".
Precisamente hoy, en mi blog, publico un poema dedicado a uno de esos niños de los que ellos con frecuencia me hablan y que tanto me impresionan.
Disfruté ayer en "El Último Chiringo" y espero disfrutar también el próximo Lunes.
Un beso.

Anna Rossell dijo...

Querido Terly, no sabes cuánto me gustó veros en El Último Chiringo, estar con vosotros escuchando poesía, aunque no pudiéramos hablar mucho. Siempre estás ahí en los momentos más entrañables. Me gusta saber que disfrutasteis, se te nota en la expresión de tu cara, tan jovial. Veo que tenemos algo más en común que la poesía. Entraré en tu blog para leer el poema de que me hablas. Un fuerte abrazo y hasta el próximo lunes.