6 de mayo de 2011

PARA DOLORES GARCÍA Y ALBA, MIS DOS ÚLTIMAS TERTULIANAS, UN POEMA MÍO

*
Queridas contertulias, aquí os dejo mi poema. ¡Bienvenidas al blog!

Al original catalán sigue su traducción al español

Catalán


TU                                            Per a en Xec i els seus nens africans

Tu,
a qui la vida t’ha girat l’esquena,
perquè ni la vida t’han volgut donar.

Tu,
que no vius la infància que et pertoca,
que creixes malgrat tu i al teu desgrat.

Tu,
que no saps què és la mà d’un altre,
si no és per violar-te o per matar.

Tu,
nascut de l’odi i engendrat per l’odi,
tu no saps que prop teu hi ha una altra mà,

que néixer dol.

I tu has de tornar a néixer.

© Anna Rossell, del poemario Anna Rossell, La ferida en la paraula, Barcelona, 2010
*
Español

                                               Para Xec y sus niños africanos

Tú,
a quien la vida ha dado la espalda,
porque ni la vida te quisieron dar.

Tú,
que no vives la infancia que te toca,
que creces a tu contra y tu pesar,

Tú,
que no sabes lo que es la mano de otro,
si no es para violarte o por matar.

Tú,
nacido de odio y engendrado de odio,
tú no sabes que cerca hay otra mano,

que nacer duele.

Y tú debes volver a nacer.

(© de la traducción Anna Rossell)

8 comentarios:

J.R. dijo...

Hago un re-twitter

Darío dijo...

Él a quien la vida negó toda sonrisa.
y su patera zozobró en la costa gaditana
vino a naufragar en las arenas
de una sociedad extranjera cosmopolita.
Cuando entenderemos en Europa
que su derecho es vivir en su país
en su cultura y con los suyos una vida digna.
Darío

Anna Rossell dijo...

Gracias, J.R.; eres un encanto.

Anna Rossell dijo...

¡Y qué razón tienes, Darío! Nuestro bienestante continente está ciego a lo evidente, pero algún día habremos de pagarlo, y caro, por cierto. Europa cierra sus fronteras a las víctimas de su propia explotación. La ambición sin límite nos hará trizas.

María Socorro Luis dijo...

Llegué aquí no sé desde donde. Me gusta tu poética, me quedo con tu permiso.

abrazo poético. Soco

Anna Rossell dijo...

Lo tienes, María Socorro, con mi agradecimiento por la recompensa que me supone tu presencia, tu lectura y tu colaboración. Hasta cuando quieras. Un abrazo.

María Eleonor Prado Mödinger dijo...

Excelente denuncia, aguda y bien lograda.

Un placer leerte

mepm

Anna Rossell dijo...

Gracias, María Eleonor. En esta bitácora te espero siempre con tus críticas y observaciones. Un abrazo.