22 de septiembre de 2010

CORRESPONDENCIA ANNA ROSSELL-XEC MARQUÈS (22-09-2010)

*
CARTA D'ANNA ROSSELL AL TEÒLEG I SALESIÀ XEC MARQUÈS (22-09-2010)
*
Al texto catalán sigue su traducción al español
*


D'esquerra a dreta, Maide, Amelia, Jesús i Anna, a Alcalà d'Henares (III Trobada de Poesia en Xarxa, setembre 2010) / De izquierda a derecha, Maide, Amelia, Jesús y Anna, en Alcalá de Henares (III Encuentro de Poesía en Red, septiembre 2010)


Català:

El Masnou, 22 de setembre del 2010

Estimat Xec,

no saps com m’ha agradat la teva última carta, no pel què hi dius –els fets que hi reflecteixes, tots molt punyents i prou amenaçadors, són greus-, sinó per les reflexions que et provoquen i pel posicionament teu que s’hi traspua. Efectivament veig que la nostra correspondència produeix molts fruits i ens acosta cada vegada més, que aprenem força l’un de l’altre. D’això es tracta.

La tensió política i social a Conakry encara ha crescut més des que vas escriure la teva última carta; s’esperava la segona volta de les eleccions per aquest últim diumenge, 19 de setembre, i les han posposat per les desavinences dels partits polítics que hi participen i pels aldarulls i enfrontaments violents que provoquen al carrer. Això no pinta bé, i fa patir la incertesa en què us trobeu. Espero que el diàleg retorni les aigües al seu llit i que d’una vegada i definitivament el vostre país enceti una convivència pacífica i democràtica en el vertader sentit de la paraula.

No sé si estaràs d’acord amb mi en el fet que observo des de fa temps, i m’ho confirmen els camins que prenen les nostres reflexions en les nostres cartes, que la vida –tota la vida humana- queda ben reflectida en un joc relativament reduït de metàfores. Crec que això ho saben bé els psicòlegs. I és aquest –entre altres coses- el poder (per la seva força i la seva densitat significativa) que té la literatura de Kafka, o per exemple també l’Alícia en el país de les meravelles de Lewis Carroll..., això és el que els fa tan i tan universals. De fet, és una qüestió d’esquemes de comportament humà. El comportament humà és –malgrat la infinitud dels seus matisos- extremament limitat, més del que ens pensem, i és per això que una metàfora pot tenir tantes i tantes interpretacions, aquestes són les variants que, al seu torn, es deixen encabir en una única metàfora. I ho veiem reflectit en el joc de les nostres dues últimes cartes, la meva darrera i la teva resposta: jo veia un gran paral·lelisme en allò que llegia al llibre de literatura negroafricana de la Lilyan Kesteloot sobre el moviment de la negritud i la rebel·lia de la dona contra el patriarcat i la violència que aquest desencadena contra la dona i l’empobriment que això representa pel fet de reprimir constantment la feminitat i deixar que aflorin només els valors del “mascle” –valgui per facilitar la reflexió l’esquematisme d’aquesta afirmació-. I certament tu em confirmes que entens bé el que jo dic, i et tinc per una autoritat en el tema pel fet que tu coneixes bé les malaurades conseqüències que el colonialisme i la rebel·lia contra ell han ocasionat i ocasionen encara avui dia a l’Àfrica negra. Tots dos processos –el de la rebel·lia de la feminitat oprimida contra el seu opressor (el patriarca) i la de l’esclau oprimit contra el colonitzador blanc- es deixen comparar prou bé; tots dos produeixen al seu torn, en la seva rebel·lia contra l’autoritat opressora, reaccions altra vegada comparables, i en canvi semblen dos temes prou diferents (però només ho semblen). De fet aquests dos processos es poden estendre encara més en altres àmbits (autoritarisme pares-fills, o qualsevol altre on s’hi faci palesa la violència d’un@ fort@ contra un@ dèbil), però tots ells es poden reduir a l’esquema REPRESSOR-OPRIMIT i aquest esquema és el que transporta una bona metàfora.

Tu, com per confirmar encara més aquesta tesi meva, tornes a aplicar el meu esquema al camp de la política i al que ara esteu vivint a Conakry, i et preguntes si la confrontació que esteu vivint aquests dies als carrers, la violència, no és una manifestació del patriarcat i observes, com subscrivint aquesta teva hipòtesi, que els que es confronten i s’agredeixen i exerceixen la violència són, efectivament, homes i que les dues dones que prenen part en aquesta campanya política són deixades de banda per aquests homes, els quals tu adjectives perquè no hi hagi cap mena de dubte com a “mascles”. I encara hi ha un altre sector que tu esmentes on també el nostre esquema sembla que hi quadra, i és aquest de les ètnies, que dius que totes elles estan edificades sobre una base i una jerarquia patriarcals. Crec que, en allò fonamental, tens raó, Xec. Malauradament segurament tens raó a pensar que hi ha una base patriarcal en tota aquesta violència. La violència genera sempre més violència –no és pas res de nou això que dic, fa temps que ho sabem, però, malgrat tot, seguim exercint-la-. Això que et demanes “que [si] la noció de república i l’afirmació de l’Estat i del poder polític és viscut com una negació de la identitat ètnica i cultural. O l’afirmació de la segona no se sap formular sense la negació de les eleccions lliures, transparents i creïbles com a mecanisme de conquesta del poder i norma del seu exercici” torna a ser el mateix que deia més amunt: també això ho podem encabir dins del mateix esquema, i no només en el teu entorn africà, també aquí, a la nostra geografia –les identitats culturals contra el poder de l’Estat central, que exerceix com a repressor-, tornem a tenir l’esquema REPRESSIÓ DEL FORT versus INDEFENSIÓ DEL DÈBIL. I crec que tu ho has d’entendre, tant pel que has viscut a l’Àfrica com pel que has viscut a Espanya, i més com a menorquí que ets, sotmès a dos centralismes concèntrics, el de l’Estat central i el català. I el que ara et diré ho torna a confirmar: com saps, aquest cap de setmana passat he estat a Alcalá de Henares amb motiu d’una trobada de poetes –III Encuentro Poesía en la Red-. Com ja et vaig explicar, jo tenia intenció de llegir els poemes que hi portava en català (perquè aquesta és la versió original, i en poesia és encara més important la versió original per qüestions de ritme, de sonoritat i d’emotivitat), però també portava la meva pròpia traducció a l’espanyol, amb la intenció de llegir a continuació la traducció corresponent. Doncs bé, només arribar a Alcalá, el dia de la trobada oficial, un altre poeta, Enrique Sabaté, originari d’Alcalá mateix, que a més d’escriure poesia també toca instruments tradicionals i canta romances amb una veu preciosa - i també en canta en català-, em va preguntar d’on era jo. En sentir la meva resposta, “de Barcelona”, es va alegrar sincerament i em va demanar espontàniament –més amb la intenció de veure confirmat un desig que no pas per preguntar-m’ho-: “entonces leerás tus poemas en catalán, ¿no?” Ell no sabia que jo tenia la intenció de fer-ho i ni tan sols es plantejava que en llegís la traducció. No et pots imaginar com em vaig sentir d’alleujada i estimada en un moment, Xec, o sí que t’ho imagines. Molt més encara en aquests últims temps en què aquí a la nostra terra vivim (ara encara més que mai) un constant atac “acoso y derribo” a Catalunya i a la llengua catalana; hi ha una bona col·lecció de polítics –la majoria- que no sé si de manera planificada o perquè ho malinterpreten tot- que no s’adona que el nucli del malestar entre les perifèries i el centre d’Espanya no és una qüestió tant de nacionalismes com de respecte cultural-lingüístic. Entre aquest@s poetes m’he sentit respectada, i això, fora de Catalunya, és molt difícil, perquè aquests polítics d’aferrissat i malentès nacionalisme espanyol, van sembrant verí amb el seu discurs i realment aconsegueixen el que es proposen, i tot el que diuen és mentida. Però fora de Catalunya és molt trist adonar-se que la majoria de la gent acaba creient-se el seu discurs. El que he viscut aquest cap de setmana en aquest sentit (i en d’altres) m’ha donat per primera vegada en la meva vida, fora de Catalunya, el sentiment de ser estimada pel que sóc, també per la meva llengua, i que la meva llengua era vista com un enriquiment, i no com una manifestació de nacionalisme separatista, com un nexe d’unió, i no com una frontera de separació. Jo mateixa, mentre llegia en català, aixecava la vista del paper per veure quina era la reacció que causava entre el públic (vaig començar a llegir en català sense avís previ i vaig ser l’única que ho va fer) i l’alegria va ser enorme quan als ulls de tanta gent s’hi veia admiració, sorpresa positiva i agraïment. I després tant@s van venir a felicitar-me i a dir-me que els havia agradat tant sentir la versió en català, que sonava tan bonic! Em vaig sentir estimada, Xec, i jo i tant@s d’altres a la meva terra no volem res més que això, que no és poc (encara que diem que no volem “res més”). I això torna al que dèiem. I, si encara ho volem esquematitzar més, podem dir que l’esquema AUTORITAT / PODER / VIOLÈNCIA versus OPRIMIT / DÈBIL-SÚBDIT / VÍCTIMA es pot reduir encara més a l’esquema de les relacions, que és l’etern tema nostre de les relacions entre JO i L’ALTRE. I és que el JO i l’ALTRE estan en relació dialèctica: el JO es defineix sempre en funció de l’ALTR@, però també es pot definir CONTRA l’altr@, i llavors es quan perilla la relació. I quan hi ha hagut violència històrica –i com saps, n’hi ha de molts graus- és quan, en el moment de la rebel·lia, el sotmès necessita passar per la fase de la definició d’ell@ mateix@, perquè durant els anys (o els segles o els mil·lenis d’opressió) el sotmès ha deixat de ser ell@ mateix@ -sovint ha interioritzat els valors de l’opressor-, no sap qui és i s’ha de descobrir, s’ha de conèixer a si mateix@. Això explica el moviment de la negritud, per això els / les escriptor@s de la negritud tenien la necessitat de definir-se com a negres i african@s, per més que en Wole Soyinka digués el que va dir (encara que crec que ho va dir pels vols dels anys setanta, i això ja era prou més endavant). I penso, com també saps perquè ho hem reflexionat en la nostra correspondència, que això mateix passa entre el gènere femení i l’Esglèsia catòlica institucional. L’exclusió de la dona del sacerdoci catòlic, el tracte continuat vers la dona com si es tractés d’una menor d’edat, no considerant-la d’igual a igual en tots els àmbits, és un acte de violència, i una qüestió molt greu. I la manera com l’Església catòlica institucional (llegeix “els homes”, que la fan i la composen, perquè només són homes els qui la formen i prenen decisions) veu i entén oficialment el sexe i les relacions sexuals amb les dones, només i exclusivament des de la seva perspectiva, i a més des d’una perspectiva morbosa i malaltissa, és un acte de violència i fa que la veu i la vivència femenina de la sexualitat no aflori mai. És per això que jo, de tant en tant, escric microrrelats eròtics. Ho tinc gairebé per una obligació. Crec que és una manera de reivindicar que hi ha una altra mirada, que és constantment reprimida i ignorada, i que cal com l’aire i l’oxigen que respirem per posar les coses al seu lloc. En el fons, Xec, tot es redueix –de manera conscient o inconscient- a una qüestió de poder: es tracta de no perdre privilegis.

Una molt forta abraçada, Xec, i sigueu forts ara més que mai, que esteu passant aquest mal tràngol.

Anna
http://annarossell.blogspot.com/

***

CARTA DE ANNA ROSSELL AL TEÓLOGO Y SALESIANO XEC MARQUÈS (22-09-2010) Traducción al español de Anna Rossell

El Masnou, 22 de septiembre de 2010

Querido Xec,

no sabes cuánto me ha gustado tu última carta, no por lo que dices -los hechos que reflejas en ella, todos muy dolorosos y amenazadores, son graves-, sino por las reflexiones que te provocan y por el posicionamento tuyo que se desprende. Efectivamente veo que nuestra correspondencia produce muchos frutos y nos acerca cada vez más, que aprendemos mucho el uno del otro. De eso se trata.

La tensión política y social en Conakry aún ha crecido más desde que escribiste tu última carta; se esperaba la segunda vuelta de las elecciones para este último domingo, 19 de septiembre, y las han pospuesto por las desavenencias de los partidos políticos que participan y por los altercados y enfrentamientos violentos que provocan en las calles. Esto no pinta bien, y hace sufrir la incerteza en la que os encontráis. Espero que el diálogo retorne las aguas a su cauce y que de una vez y definitivamente vuestro país emprenda una convivencia pacífica y democrática en el verdadero sentido de la palabra.

No sé si estarás de acuerdo conmigo en el hecho que observo desde hace tiempo, y me lo confirman los caminos que toman nuestras reflexiones en nuestras cartas, que la vida -toda la vida humana- queda bien reflejada en un juego relativamente reducido de metáforas. Creo que esto lo saben bien los sicólogos. Y es éste -entre otras cosas- el poder (por su fuerza y su densidad significativa) que tiene la literatura de Kafka, o por ejemplo también el Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll..., esto es lo que les hace tan universales. En realidad es una cuestión de esquemas de comportamiento humano. El comportamiento humano es -a pesar de ser infinitos sus matices- extremadamente limitado, más de lo que creemos, y es por ello por lo que una metáfora puede tener tantas y tantas interpretaciones, éstas son las variantes que, a su vez, se dejan embutir en una única metáfora. Y lo vemos reflejado en el juego de nuestras dos últims cartas, mi última y tu respuesta: yo veía un gran paralelismo en aquello que leía en el libro de literatura negroafricana de Lilyan Kesteloot sobre el movimiento de la negritud y la rebeldía de la mujer contra el patriarcado y la violencia que éste desencadena contra la mujer y el empobrecimiento que esto significa por el hecho de reprimir constantemente la feminidad y dejar que afloren únicamente los valores del "macho" -valga para facilitar la reflexión el esquematismo de esta afirmación-. Y ciertamente tú me confirmas que entiendes bien lo que yo digo, y te tengo por una autoridad en el tema por el hacho de que tú conoces bien las tristes consecuencias que el colonialismo y la rebeldía contra él han ocasionado y ocasionan aún hoy en día en el África negra. Ambos procesos -el de la rebeldía de feminidad oprimida contra su opresor (el patriarca) i la del esclavo oprimido contra su colonizador blanco- se dejan comparar bien; ambos producen a su vez, en su rebelión contra la autoridad opresora, reacciones de nuevo comparables, y sin embargo parecen dos temas bien distintos (pero sólo lo parecen). En realidad estos dos procesos se pueden extender todavía a otros ámbitos (autoritarismo padres-hijos, o cualquier otro en el que se haga patente la violencia de un@ fuerte contra un@ dèbil), pero todos ellos se pueden reducir al esquema REPRESOR-OPRIMIDO y este esquema es el que transporta una buena metáfora.

Tú, como para confirmar aún más esta tesis mía, vuelves a aplicar mi esquema al campo de la política y a lo que ahora estáis viviendo en Conakry, y te preguntas si la confrontación a la que asistís estos días en las calles, la violencia, no es una matifestación del patriarcado, y observas, como suscribiendo esta hipótesis tuya, que los que se confrontan y agreden y ejercern la violencia son, efectivamente, hombres y que las dos mujeres que participan en la contienda política son ninguneadas por estos hombres, a los que tú adjetivas para que no haya ninguna duda de "machos". Pero hay aún otro sector que tú mencionas donde también nuestro esquema parece ser aplicable, y es éste de las étnias, de las que dices que todas ellas están edificadas sobre una base y una jerarquía patriarcales. Creo que, en lo fundamental, tienes razón, Xec. Desgraciadamente seguramente tienes razón cuando piensas que hay una base patriarcal en toda esta violencia. La violencia genera siempre más violencia -no es nada nuevo lo que digo, hace mucho tiempo ya que lo sabemos, y sin embargo seguimos ejerciéndola-. Esto que te preguntas de si "la noción de república y la afirmación del Estado y del poder político es vivido como una negación de la identidad étnica y cultural. O si la afirmación de la segunda no se sabe formular sin la negación de las elecciones libres, transparentes y creíbles como mecanismo de conquista del poder y norma de su ejercicio" vuelve a ser lo mismo que decía más arriba: también esto lo podemos embutir dentro del mismo esquema, y no sólo en tu entorno africano, también aquí, en nuestra geografía -las identidades culturales contra el poder del Estado central, que ejerce como represor-, de nuevo tenemos el esquema REPRESIÓN DEL FUERTE versus INDEFENSIÓN DEL DÉBIL. Y creo que tú debes de entenderlo, tanto por lo que has vivido en África como por lo que has vivido en España, y más como menorquín que eres, sometido a dos centralismos concéntricos, el del Estado central y el catalán. Y lo que ahora diré vuelve a confirmarlo: como sabes, este fin de semana pasado he estado en Alcalá de Henares con motivo de un encuentro de poetas -III Encuentro de Poesía en la Red-. Como ya te conté, yo tenía la intención de leer los poemas que había elegido como contribución mía en catalán (porque la catalana es la versión original, y en poesía es aún más importante la versión original por razones de ritmo, de sonoridad y de emotividad), pero también llevaba mi propia traducción al español, con la intención de leer a continuación la correspondiente traducción. Pues bien, inmediatamente después de llegar a Alcalá, el día del encuentro oficial, otro poeta, Enrique Sabaté, originario de Alcalá, que además de escribir poesía toca instrumentos tradicionaleS y canta romances con una voz preciosa -y también los canta en catalán- me preguntó de dónde era yo. Al oír mi respuesta, "de Barcelona", se alegró sinceramente y me preguntó, espontáneo -más con la intención de ver confirmado un deseo que no por preguntarlo: "entonces leerás tus poemas en catalán, ¿no?" Él no sabía que yo tenía la intención de hacerlo y ni tan sólo se planteaba que leyera la traducción. No te puedes imaginar hasta qué punto me sentí aliviada y querida en un momento, Xec, o sí que puedes. Aún mucho más en estos últimos tiempos, en que aquí en nuestra tierra vivimos (más que nunca) un constante ataque "acoso y derribo" contra Cataluña y la lengua catalana; hay una buena colección de polític@s -la mayoría- que no sé si de modo planificao o porque lo malinterpretan todo- que no se da cuenta de que el núcleo del malestar entre las periferias y en centro de España no es tanto una cuestión de nacionalismos como de respeto cultural-lingüístico. Entre est@s poetas me he sentido respeto, y esto, fuera de Cataluña, es muy difícil, porque estos políticos de férreo y malentendido nacionalismo español, van sembrando veneno con su discurso y realmente consiguen lo que se proponen, y todo cuanto dicen es mentira. Pero fuera de Cataluña es muy triste observar que la mayoría de la gente acaba por creerse este discurso. Lo que he vivido este fin de semana en este sentido (y en otros) me ha dado por primera vez en mi vida, fuera de Cataluña, el sentimiento de ser querida por lo que soy, también por mi lengua, y que mi lengua era vista como un enriquecimiento, y no como una manifestación de nacionalismo separatista, como un nexo de unión, y no como una frontera de separación. Yo misma, mientras leía en catalán, levantaba la vista del papel para ver cuál era la reacción que causaba entre el público (comencé a leer en catalán sin previo aviso y fui la única que lo hizo), y la alegría fue enorme cuando en los ojos de tanta gente se veía admiración, sorpresa porsitiva y agradecimiento. ¡Y después tant@s vinieron a felicitarme y a decirme que les había gustado tanto oír la versión en catalán, que sonaba tan precioso! Me sentí querida, Xec, y yo y tant@s otr@s en mi tierra no queremos nada más que esto, que no es poco (por más que digamos que no queremos "nada más que esto"). Y esto nos devuelve a aquello de que hablábamos. Y, si aún queremos esquematizarlo más, podemos decir que el esquema AUTORIDAD / PODER / VIOLENCIA versus OPRIMID@ / DÉBIL-SUBDIT@ / VÍCTIMA se puede reducir más aún al esquema de las relaciones, que es el eterno tema nuestro de las relaciones entre YO y EL / LA OTR@. Y es que YO Y EL / LA OTR@. Y es que el YO y EL / LA OTR@ están en relación dialéctica: el YO define siempre en función del / de la OTR@, pero también puede definirse CONTRA el / la otr@, y entonces es cuando peligra la relación. Y cuando ha habido violencia histórica -y como sabes, hay muchos grados- es cuando, en el momento de la rebeldía, el / la sometid@ necessita pasar por la fase de la definición de si mism@, porque durante los años (o los siglos o los milenios de opresión) el / la sometid@ ha dejado de ser él / ella mism@ -a menudo ha interiorizado los valores del / de la opresor@-, no sabe quién es y tiene que descubrirse a sí mism@, ha de conocerse. Esto explica el movimiento de la negritud, por esto los / las escritor@s de la negritud tenían la necesidad de definirse como negr@s i african@s, por más que Wole Soyinka dijera lo que dijo (aunque creo que lo dijo ya en los años setenta, y esto fue ya pasados muchos años). Y pienso, como tamién sabes puesto que lo hemos reflexionado en nuestra correspondencia, que lo mismo sucede entre el género femenino y la Iglesia católica institucional. La exclusión de la mujer del sacerdocio católico, el trato contínuo de las mujeres como si fueran menores de edad, no considerándola de igual a igual en todos los ámbitos, es un acto de violencia, y una cuestión muy grave. Y la manera cómo la Iglesia católica institucional (léase "los hombres" que la componen, puesto que son únicamente hombres quienes la forman y toman decisiones) ve y entiende oficialmente el sexo y las relaciones sexuales con las mujeres, única y exclusivamente desde su perspectiva, que es una perspectiva morbosa y enfermiza, es un acto de violencia y tiene como consecuencia que la voz y la vivencia femenina de la sexualidad no aflore nunca. Es ésta la razón por la que, de vez en cuando, escribo microrrelatos eróticos. Lo tengo casi por una obligación. Creo que es una manera de reivindicar que hay otra mirada que es constantemente reprimida e ignorada y que es necesaria como el oxígeno que respiramos para poner las cosas en su verdadero lugar. En el fondo, Xec, todo se reduce -de modo consciente o inconsciente- a una cuestión de poder: se trata de no perder privilegios.

Un fuerte abrazo, Xec, y sed fuertes ahora más que nunca, que estáis pasando este mal trago.

Anna

http://annarossell.blogspot.com/

6 comentarios:

Lunska Nicori:BegoñaGTreviño dijo...

Querida Anna:
simpatizo y empatizo con tu persona, aunque no tuvimos mucha oportunidad de hablar o se perdió en un extenso día en que estábamos rodeadas de mucha gente (me consta que mi novia-mi acompañante que no conocía a nadie y se movía según su instinto, y libre en sus preferencias se acercó a ti para decirte cuánto le habías gustado: hablo de Maca, y me alegró un montón que tuvieráis ese "cuerpo a cuerpo o ese alma a alma", porque hizo lo que no pude hacer yo en ese momento), pero sí, yo fui testigo y participé, y me emocioné con tu participación: cuando saliste a leer en catalán, ignoraba si después traducirías...pero sabes? en lo único que hubiera importado si no lo hubieras hecho era en el mero hecho de haberlo entendido o no, porque ¿sabes?, en catalán estaba perfecto, tu voz era perfecta, tu derecho a leerlo en tu lengua era perfecto, y ante eso...yo sólo gocé.Después tradujiste... Todo un detalle para con los que no entendíamos el catalán, pero el poema, ¡el poema!, era perfecto en catalán.
Le doy gracias a la vida por haberme dejado disfrutar de ti.
Un beso enorme

Anna Rossell dijo...

Caramba, Begoña, ¡menudo homenaje me haces! Me he quedado muda. Agradezco mucho estas palabras tuyas, me siento muy privilegiada. Agradecí también muchísimo la cálida acogida a mis poemas y a su lengua catalana, que es la mía, por parte de tant@s. Como dices, también yo lamenté muchísimo despedirme sin tener la oportunidad de hablar distendidamente con tod@s. Espero ir al IV Encuentro. Y estaría encantada de conocerte mejor allí. De muevo gracias, y hasta entonces, seguimos en el espacio virtual.

poetapijo dijo...

Como testigo de tu lectura en catalán, te animo a que sigas haciéndolo así en el futuro. En catalán nos das la música que inspiró el poema y en castellano (a los que no lo hablamos) el mensaje.

He sido muy beligerante (y pienso seguir siéndolo) con una política catalana que percibo como localista en el apoyo a una sola lengua. Prefiero mejorar el francés que aprender catalán, pero dicho esto, defiendo la libertad de expresarse en la lenguua que uno siente como propia y exijo el respeto de los oyentes, siempre y cuando pueda darse la comunicación.
Mi lengua es el castellano, pero utilizo el inglés cuando quiero que entenderme con quien no lo habla. Ahora bien, en un recital internacional, leería en castellano y luego traduciría, pues el espíritu poético no necesita traducción simultánea.

Un abrazo, Anna.

Anna Rossell dijo...

Poetapijo,gracias por animar el foro. Verdaderamente, también yo creo que en todos los ámbitos -aunque más aún en poesía- escuchar en la lengua original es un privilegio, y es que una lengua encierra un mundo que hay que cultivar, en el sentido más amplio del término, es un testimonio único. Por ello cualquier política para evitar que muera -o sobreviva sólo de muy mala manera- es una política inteligente y responsable. Por suerte quienes cultivamos la escritura o la veneramos de algún modo lo sabemos.
Un abrazo.

Anna Rossell dijo...

Poetapijo,gracias por animar el foro. Verdaderamente, también yo creo que en todos los ámbitos -aunque más aún en poesía- escuchar en la lengua original es un privilegio, y es que una lengua encierra un mundo que hay que cultivar, en el sentido más amplio del término, es un testimonio único. Por ello cualquier política para evitar que muera -o sobreviva sólo de muy mala manera- es una política inteligente y responsable. Por suerte quienes cultivamos la escritura o la veneramos de algún modo lo sabemos.
Un abrazo.

Anna Rossell dijo...

Poetapijo,gracias por animar el foro. Verdaderamente, también yo creo que en todos los ámbitos -aunque más aún en poesía- escuchar en la lengua original es un privilegio, y es que una lengua encierra un mundo que hay que cultivar, en el sentido más amplio del término, es un testimonio único. Por ello cualquier política para evitar que muera -o sobreviva sólo de muy mala manera- es una política inteligente y responsable. Por suerte quienes cultivamos la escritura o la veneramos de algún modo lo sabemos.
Un abrazo.