7 de octubre de 2010

PARAULES, DIRÉ PARAULES

*
Si voleu escoltar el poema, cliqueu sobre el link /
*
Si queréis escuchar el poema, clicad sobre el link:
*
http://www.facebook.com/video/video.php?v=1530647038786
*
Original català /

A continuación del original catalán sigue su traducción al español
*

Paraules, diré paraules,
no temis,
només paraules,
sols són paraules,
senzilles paraules,
o..., si més no,
paraules senzilles,
més no.
No hi ha cap truc,
no truquen res;
els mots són simples,
simples mots,
mots innocents
-només són mots-,
inofensius,
són transparents,
parents de qui?
D'aquí o d'allà?
Tant és això!,
tant és així
que gito un dard
i mato. Aquesta és una acció.
Però dir, esmentar, parlar,
'xò no fa res,
no fa ni re ni mi
ni si (o no?),
que et dic que no,
que són només paraules.

No més.

(© Anna Rossell)
*
*
(Español, traducción de Anna Rossell)

Palabras, diré palabras,
no temas,
nomás palabras,
sólo son palabras,
sencillas palabras,
o, al menos,
palabras sencillas,
no más.
No tienen truco,
no trucan nada,
simples palabras,
son inocentes
-no son más que palabras-
inofensivas,
no esconden nada
¿que condenada?
De nada o de todo?
¡Da lo mismo!
Dálo pues,
dar algo es más,
es una acción, puede salvar,
puede matar. Pero decir, nombrar, hablar,
son mansas voces,
ni ces ni bes ni ges
ni des (¿o das?),
digo que no,
que son nomás palabras.

No más

(© Anna Rossell)


8 comentarios:

José Baena dijo...

Nunca voy a olvidarte leyendo este poema en una sobremesa de septiembre en Alcalá de Henares. Sí, sólo palabras. Pero soy de los que todavía cree en su poder. Y así con su leve resonar, con su juego inocente en apariencia, estas palabras conquistan. Un gran abrazo, Anna.

Anna Rossell dijo...

Pues sí, José, yo también creo en el poder de las palabras, y tanto que sí. Tanto creo en ellas que sé que pueden matar, literalmente, realmente. Lo sé. El poema pretende hacer crítica lingüística, la supuesta inocencia de las palabras lleva doble intención, mi idea era darle fuerza irónica al poema y desenmascarar el verdadero alcance de las palabras y su poder manipulador.
Gracias por recordarme.
Un beso.

Amelia Díaz dijo...

Como Jose te digo, Anna querida, que este poema me ha transportado inmediatamente a esa sobremesa maravillosa que tuvimos en Alcalá. Fueron unas horas inolvidables, de amistad, pacharán y poesía...

Besos enormes.

Anna Rossell dijo...

Y tanto, Ame. Y a mí me aportó mucho; me pareció un complemento-colofón ideal a nuestro encuentro de poetas y poesía. Aquella lectura desenfadada con nuestros sinceros comentarios después me pareció muy fructífera y me sugirió la reflexión sobre cómo los encuentros en formato pequeño pueden contribuir a mejorar mi escritura.
Una alegría leerte. Te mando un abrazo.

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

¡Tal sí,quizás no! ¡no sé, no sé!
Me atrevo a mandarte unos pequeños versos de mi cosecha:
"Cuando voz y acento conmueven no es preciso hablar,
bastan la piel y sus silencios.
Cuando acento y voz no estremecen
no existe manera de hablar con quien quisiste y ya no.
Pregúntale a ella, que aún te ama, si prefiere tu piel o tu palabra.
Nosotros dos, de un amigo que ya no es, rehuimos su eco.
No hallo manera de hablar y amar.
Ni de odiar y hablar.
Ni tan siquiera la forma de hablar desde el limbo del desamor,
cuando el amor ha muerto en la palabra."

Anna Rossell dijo...

La muerte, esa eterna compañera, un destino inapelable, lo único cierto.

Ricardo dijo...

Hay poemas que se tienen que escuchar, más que leer. Éste es uno de ellos, y gana mucho oído en tu voz, cuando das el ritmo adecuado a las palabras para convertirlas en música.

Anna Rossell dijo...

Gracias, Ricardo, por elogiar mis cualidades de recitadora. A ver si lo grabo y cuelgo la grabación. En efecto, este poema lo hice para ser recitado. Gracias por tu comentario.