25 de septiembre de 2010

A JUANJO ALMEDA

A vos, mi señor Don Juanjo, andaluz para más señas y de tierra malagueña, ¿cómo explicaros mi gozo? ¿cómo deciros os quiero por la vuestra gallardía y el donaire que es tan vuestro? He podido conoceros en Alcalá, una gran villa, y saber de vuestros versos y que sabéis hacer rimas. Veo que me hacéis honor de querer tratar conmigo, de seguir las mías letras y declararos amigo. Mucho me honráis, caballero, y ya que yo con vos cuento, habéis de ser mi sustento, mi aliciente y mi alforjero. De modo que aquí os espero, tened a bien visitarme y frecuentar este sitio, que yo os he de recibir con honores y sin ripios.

2 comentarios:

Juanjo Almeda dijo...

Pues no temáis bella dama, pues hasta el silencio ama, y cuando éste dice o calla, sigue amando hasta en silencio. Muchas gracias querida Anna, a tan bonitas palabras de tu prosa, hecha verso.

Muchas gracias por tu dedicatoria, te doy un gran abrazo, y besos.

Anna Rossell dijo...

Encantada, Juajo, de haberte conocido en Alcalá. Espero que esto será sólo el principio. Nos vamos siguiendo la pista a través de las letras, de nuestros blogs... hasta el próximo encuentro. Un abrazo.