27 de enero de 2013

PARA JULIA HERRERA, LA ÚLTIMA SEGUIDORA DE ESTA TERTULIA, A MODO DE BIENVENIDA (He obert els ulls...)

*
(Català)                                              A Primo Levi

He obert els ulls; no m’ha arribat la mort,
encara. Encara un dia més, un dia més
que puc trair un amic i l’espurna que em resta
de la meva dignitat. M’han despullat
de tot, i fins m’he demanat si això
és un home.

Ja no se senten els crits a la cel·la del costat,
ja sento el soroll al passadís, i vull morir ben mut,
vull morir sabent que sóc un home.

© Anna Rossell (Auschwitz-Birkenau, El verger dels bedolls)
*
*
(Español)                                           A Primo Levi

He abierto los ojos; la muerte no me ha llegado
aún, un día más. Un día más aún para traicionar
a un amigo y la chispa que me queda
de mi dignidad. Me han despojado
de todo, y hasta me he llegado a preguntar si esto
es un hombre.

Ya no se oyen los gritos en la celda vecina,
ya oigo el ruído en el pasillo, y quiero morir mudo,
quiero morir sabiendo que soy un hombre.

© Anna Rossell (Auschwitz-Birkenau, El verger dels bedolls)

2 comentarios:

Margarita Morales Merino dijo...

Me ha gustado mucho el poema, sobre todo el último verso. Precioso que se lo dediques a Primo Levi. Leí hace unos años su libro "Esto es un hombre" de la editorial Quinteto y me impresionó muchísimo.
Como siempre gracias por el poema y por la traducción.

Anna Rossell dijo...

Gracias, Margarita. Sí, Primo Levi impresiona, y su parco estilo, tan lacónico, desnudo de todo lo supérfluo, impone y transmite directamente su vivencia. Utiliza el lenguaje como mínimo soporte informativo de unos sucesos históricos que por su gravedad y dureza reclaman desnudez, no permiten ornamento.

Gracias por tu comentario.