12 de octubre de 2011

PARA ANIBAL GARCÍA, NUEVO CONTERTULIO DE ESTE BLOG

*
Al original catalán sigue su traducción al español

(Catalán)

HERÈNCIA

Que la culpa no t’apagui el rostre.                                                                    
Mira-la, digues-li el teu nom;
ella s’obra amb la teva paraula,
dibuixa amb mots segurs els seus contorns.

Toca-la! Quan tu l’abastis,
ella prendrà amb tu les seves formes.
I les prendrà per tu,
car tu no ets ella.

Posa-la davant teu,
i quan la vegis,
sabràs que encara té forma de fruita,
que l’arrossegues tu,
que dols per ella,

Eva.

© Anna Rossell

(Del poemari La veu per companya)
*
*
(Español)

HERENCIA

Que la culpa no te apague el rostro.                                                                    
Mírala, dile a ella tu nombre;
ella se abre con la palabra tuya,
con voz firme dibuja sus contornos.

Tócala! Cuando la alcances,
dibujará contigo su figura.
Y esto lo hará por ti,
pues no eres ella.

Colócala ante ti;
cuando la veas,
sabrás que tiene aún forma de fruta,
que la arrastras en ti,
que penas por ella,

Eva.

© de la traducción Anna Rossell

(Del poemario La veu per companya)

2 comentarios:

Terly dijo...

Anna; ya sé yo por qué tienes tú el rostro tan luminoso... la culpa no se te acerca ni aunque la llames.
Un besos.

Anna Rossell dijo...

Querido Terly, tú siempre tan galante y entrañable. Pero eso de que la culpa no se me acerca..., la poesía es un vano intento de conjurarla. Un abrazo.